Una patrulla de la Policía Local se ve obligada a pedir refuerzos al ser acosada en el Cabanyal

Lugar en el que se ha producido la situación de acoso a agentes de la Policía Local de Valencia./Jesús Signes
Lugar en el que se ha producido la situación de acoso a agentes de la Policía Local de Valencia. / Jesús Signes

Hasta seis vehículos policiales han llegado ante la solicitud de ayuda

EFE

Los policías locales que patrullaban este martes por la plaza del Rosario de Valencia, en el barrio del Cabanyal-Canyamelar, se han visto obligados a pedir refuerzos a sus compañeros ante el acoso de un grupo de vecinos cuando se disponían a tramitar una sanción por una furgoneta que se encontraba mal estacionada.

Los hechos se han producido alrededor de las 15.15 horas, cuando los agentes han parado para sancionar a una furgoneta aparcada en la plaza y sobre un paso de peatones.

Según han informado fuentes del cuerpo, los policías han sido objeto de gritos por parte de residentes en la zona, de etnia gitana, que han salido de sus viviendas para protestar por la acción de la Policía Local.

Ante esta manifestación improvisada, que ha ido ganando en intensidad, los agentes han optado por pedir refuerzos, y en pocos minutos han acudido hasta seis vehículos policiales, entre ellos una motocicleta.

La situación se ha solucionado en unos diez minutos sin que haya sido necesaria ninguna intervención policial, han informado las mismas fuentes.

Más noticias de Valencia

 

Fotos

Vídeos