El número de coches sube en Valencia pese a la estrategia de carriles bici y transporte público

Tráfico ayer en la calle Xàtiva, junto a la estación del Norte. / damián torres
Tráfico ayer en la calle Xàtiva, junto a la estación del Norte. / damián torres

El parque móvil de la ciudad aumenta en 8.300 vehículos

PACO MORENOVALENCIA.

Más vehículos matriculados en Valencia, en concreto 8.300 respecto a lo que ocurrió en 2017. Ese es el balance del listado expuesto por el Ayuntamiento para iniciar el pago voluntario del Impuesto de Vehículos desde el 1 de septiembre hasta el 31 de octubre. Las políticas de fomento del transporte público o modos alternativos como la bicicleta no han servido para reducir el parque móvil de la ciudad.

Esa es la principal conclusión de los datos que maneja la concejalía de Hacienda, con un listado que alcanza los 445.287 recibos, frente a los 442.157 del ejercicio anterior y las 436.987 liquidaciones que se registraron en 2017. Por el contrario, la recaudación no aumenta, sino que desciende ligeramente. Esta aparente contradicción se explica por las bonificaciones incluidas en la ordenanza fiscal, según precisó ayer el concejal de Hacienda, Ramón Vilar. Así, se ha pasado de 35,67 a 35,62 millones de euros en el cobro máximo que se espera este ejercicio.

Las bonificaciones son variadas, aunque la principal y que tiene más incidencia se refiere a vehículos con motor híbrido. Entre las destacadas, la norma indica que los turismos eléctricos, así como los vehículos turismos híbridos (motor eléctrico-gasolina, eléctrico-diésel, o eléctrico-gas) gozarán de una bonificación en la cuota del impuesto del 75%.

Los vehículos turismos de nueva matriculación a partir de 1 de enero de 2016, que utilizan como carburante gasolina sin plomo gozarán de una bonificación en la cuota del 30% durante tres años, cuando el grado de emisión de carbono CO2 sea inferior a 100 gr/Km. Por último, los que utilicen como carburante gas natural licuado del petróleo o gas natural comprimido, gozarán de una bonificación del 75%.

Existen otras bonificaciones y exenciones, estas últimas dedicadas al transporte colectivo, aunque es notoria la incidencia de los motores híbridos en el parque móvil. De momento, la penetración más grande ha sido en el sector del taxi, aunque poco a poco se irán imponiendo. El Consistorio anda con algo de retraso en esta estrategia y los puntos de recarga en la vía pública y los aparcamientos son escasos.

La excepción son los tres que han salido a licitación dentro del Plan Edusi en el barrio del Cabanyal, financiado a través de los fondos europeos y donde falta por conocer la gestión y el coste para los conductores, por ejemplo.

El plazo para la licitación acabará el próximo día 19 y los puntos de recarga estarán situados en las calles Eugenia Viñes, Martí Grajales y Acequia de la Cadena. En cuestión de una hora y media podrán dejar el vehículo cargado por completo, e incluso al 80% con una hora. La inversión roza los 200.000 euros y la previsión de que estén instalados en dos meses desde su adjudicación.

En cuanto al efecto del incremento del parque móvil en el tráfico de Valencia, la concejalía de Movilidad insiste los últimos meses en que la intensidad ha bajado en los principales accesos y bulevares, lo que no cuadra con el aumento en más de 8.000 coches desde 2017, aparte de lo que ocurra en los municipios del área metropolitana. Vilar dijo sobre esto que una de las opciones es que los conductores no hagan uso diario de los vehículos.

En los datos del pasado julio se volvió a registrar este fenómeno, siempre con datos oficiales. Los atascos se siguen produciendo en las horas punta en los grandes accesos, lo que constata que el punto más débil de Valencia sigue siendo su conexión con el área metropolitana. Las inversiones en Metrovalencia y Cercanías de Renfe se han demostrado claramente insuficientes, así como la ejecución de lo poco conseguido con el contrato programa. En los últimos años ha cobrado auge transporte alternativo como las bicicletas, aunque también los patinetes eléctricos, aún sin regular. Pese a esa circunstancia, el parque de vehículos sigue al alza.

Más