Padres de niños con autismo protestan por la decisión municipal de quitarles la sede

Padres de niños con autismo protestan por la decisión municipal de quitarles la sede
J. signes

La asociación afectada se concentra en el local de Castell de Pop para exigir al Ayuntamiento que mantenga la cesión

ÁLEX SERRANO

La Asociación Proyecto Autismo se concentró ayer en su sede, situada en la calle Castell de Pop número 40, para protestar contra el Ayuntamiento de Valencia por la decisión municipal de retirarles la cesión del local en el plazo máximo de un mes. La presidenta de la entidad, Concha Peiró, señaló que han desarrollado una amplia actividad desde 2015: «Le dije a la concejala que habíamos hecho muchas cosas desde hace años y que no le estaban informando bien».

Al acto de ayer acudió el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, que quiso mostrar su apoyo a las familias afectadas. Peiró comentó que ya desde la llegada del tripartito «había interés en recuperar lo que se nos había dado».

«Nos costó mucho tiempo acondicionarlo porque tenemos una cuota de socios alta pero se paga muy poco, no tenemos capacidad económica para hacer una rehabilitación», señaló la dirigente de la entidad, que comentó que tardaron un año en encontrar empresas «que nos cedieran mobiliario, que vinieran a restaurar, a pintar, a arreglarnos los baños, etcétera».

«Hace unos días me llamaron del Ayuntamiento y dijeron que no van a renovar la cesión. Nos daban un mes para desalojar porque tenían un proyecto muy interesante. Les dije que no nos íbamos hasta mayo y nos indicaron que iban a demandarnos», relató Peiró, que señaló que lo que más les ha indignado es que el Consistorio diga que no tienen actividad: «Nos dejan en la calle y paralizan nuestra actividad, que es muy importante porque hay que tener en cuenta que municipalmente no hay ocio adaptado para niños, jóvenes y adolescentes».

Por su parte, Giner afeó al Consistorio que Ribó «habla mucho de desahucios y es justamente lo que está haciendo con las familias de niños con autismo». «Nunca me imaginé que tuviéramos que reivindicar que a una asociación de 300 familias con niños con autismo no les quiten su sede. Pero lamentablemente aquí estamos, Ribó esta haciendo un desahucio a las familias con niños con autismo y no se lo vamos a permitir», señaló Giner.

El grupo municipal de Ciudadanos presentó un ruego en el pleno del pasado jueves en el que Amparo Picó defendió que el tripartito se sentara con la asociación para buscar una solución al problema. Sin embargo, la concejala de Servicios Sociales, Consol Castillo, insistió en que la asociación «no tiene actividad» y en que hay muchas entidades «que también quieren un local municipal».