Padres de un colegio del Grao critican que el centro comienza el curso apuntalado

Padres de un colegio del Grao critican que el centro comienza el curso apuntalado

LOLA SORIANO

valencia. El colegio San José de Calasanz, situado en el barrio del Grao a escasos metros de las pistas de la Fórmula 1, comenzará el lunes el curso con los mismos problemas de mantenimiento del edificio que el curso pasado, puesto que el Ayuntamiento de Valencia no ha hecho sus deberes y no ha reparado los daños.

Los alumnos podrán comprobar que el acceso de la puerta principal sigue lleno de puntales, que el falso techo caído no se ha repuesto y que no se han realizado las reparaciones necesarias en el suelo de la primera planta.

Como explican desde la asociación de padres y madres del centro, «el incidente ocurrió en noviembre. Llevó su tiempo que la Conselleria de Educación y el Ayuntamiento de Valencia se aclararan sobre quién tenía que hacer las obras. Al final Educación dijo que correspondía al Consistorio y aquí no ha venido nadie», indican enfadados.

Según detallan, «vinieron unos técnicos a hacer catas y poner cuarenta apuntalamientos. Dijeron que esperáramos un mes, luego que lo harían en verano, cuando no estuvieran los niños, y esto sigue igual». También indican que no se ha hecho un control de plagas «y los días previos que hemos ido nos han picado insectos y hemos visto cucarachas».

Además, indican que este año el centro oferta plazas para niños de dos años «pero no han hecho obras para eliminar barreras y adecuar un aula. La profesora de apoyo no llegará hasta finales de septiembre y lo único que han enviado es una caja para que los docentes monten su propia mesa, como si fuera una conocida firma de muebles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos