Las obras del verano traen más atascos a Valencia

Atascos por obras en la avenida Jacinto Benavente. / jesús signes
Atascos por obras en la avenida Jacinto Benavente. / jesús signes

Vecinos critican embotellamientos en puntos como Jacinto Benavente y que se elimine aparcamiento | «Se crean tapones impresionantes al haber un carril menos. El cúmulo de tráfico es bastante molesto»

PAULA NIETOVALENCIA.

Las obras que se encuentran en marcha durante el verano están causando complicadas aglomeraciones de tráfico en la ciudad. Una de las reformas de mayor importancia durante esta época está siendo la instalación de una tubería en la avenida Jacinto Benavente. La nueva canalización, que busca mejorar el servicio de abastecimiento de agua potable en la ciudad, está produciendo grandes atascos en una de las vías más concurridas.

El tramo en cuestión, que se extiende entre la plaza de América y la avenida Peris y Valero, produce grandes embotellamientos, sobre todo, en dirección hacia el puente de Aragón. De este modo, la eliminación de uno de los carriles y los cortes en accesos y giros son la principal queja de los vecinos y trabajadores de la zona.

Nacho, uno de los residentes, asegura que se crean «tapones impresionantes» y pide que se reabra el carril para una mayor viabilidad. Rocío, vecina de esta avenida, denuncia que hubo un momento en que toda la calle se encontraba cerrada y que tanto coches como peatones tenían que ir hasta el final para poder dar la vuelta, a la altura de la Gran Vía Marqués del Turia. El problema, asegura, es que tiene que dar un giro «absurdo» que, además, «no cuenta con señalización». María Dolores, otra residente de Jacinto Benavente, lo define como un «desastre» y manifiesta su malestar por los ruidos que escucha a lo largo del día.

Un caos que afecta también al tráfico en las aceras. El corte del acceso al parque que divide las dos bandas de la avenida ha provocado que algunas bicis circulen por la zona habilitada para los peatones, algo que dificulta el paso de aquellos que van caminando. Además, el aparcamiento está siendo otro impedimento añadido para aquellos que no residen en el lugar. Mikela, propietaria de un restaurante de la zona, manifiesta su molestia a la hora de aparcar. Los comensales que se dirigen hacia su negocio le llaman por teléfono para preguntar dónde pueden dejar el coche, ya que «ahora es complicado». Asimismo, José Antonio explica que los que trabajan en la avenida y no poseen un garaje privado encuentran muchas dificultades a la hora de estacionar su vehículo.

Por otro lado, la Plaza de San Sebastián, junto al Jardín Botánico, es otra de las áreas que se encuentran en remodelación. Esta zona, junto a una pequeña parte de la calle Doctor Peset Cervera, pasará a ser peatonal en los próximos meses. Los trabajadores y comerciantes de la zona han notado ya la eliminación de lugares de aparcamiento debido a los cortes necesarios para remover el suelo y asfaltar la calzada.

Por otra parte, Josefina, propietaria de una tienda del barrio, afirma que las obras siempre afectan de algún modo, ya que los viandantes evitan los ruidos y las molestias, algo que aleja a los posibles clientes. Sin embargo, la misma comerciante asegura que esta remodelación es algo bueno para el barrio, ya que la plaza era una «zona degradada, abandonada y sin ningún uso». Ahora, el Ayuntamiento pretende instalar una zona de juegos infantiles y una fuente bebedero, lo que «le dará más vida al paseo».

Más