Las obras del nuevo rastro avanzan y se prevé que finalicen el próximo 13 de noviembre

S. V.VALENCIA.

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, acompañado por los técnicos del Servicio de Comercio y Abastecimientos, visitó ayer la obras del nuevo emplazamiento del tradicional mercado del Rastro, que se desarrolla cada domingo y festivo. La nueva plaza ajardinada está situada en la confluencia de la avenida de Tarongers con la calle Lluís Peixó. El importe de la obra asciende a 1.042.843,24 euros y el proyecto contempla una nueva zona verde de más de 12.000 metros cuadrados. Las obras van a buen ritmo «y se prevé que finalicen en la fecha estipulada en un primer momento, el 13 de noviembre», dijo Galiana. El espacio se cerrará por la noche para evitar el botellón.