El Ayuntamiento presenta el diseño de un nuevo parque en Valencia

El Ayuntamiento presenta el diseño de un nuevo parque en Valencia

El de la plaza Santa Maria Mazzarello es el tercer espacio verde que llega al barrio de Orriols en dos años

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

La plaza Santa Maria Mazzarello, un patio de manzana en el barrio de Orriols, acogerá un jardín singular por la instalación de una pasarela elevada en el área de los juegos infantiles. Se trata de una isla interior de 1.249,2 metros cuadrados en un espacio cerrado por edificios, por un lado, y por un colegio por el otro. El acceso a la plaza se sitúa junto a la avenida Constitución.

Por debajo de la pasarela se proyecta una superficie de pavimento de seguridad, que varía su altura con la generación de un juego de topografía, ha indicado la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano. Hay un tobogán, una red horizontal, columpios y un laberinto de cuerdas, entre otros elementos.

«Con esta actuación damos respuesta a la necesidad de generar un área de juego propicia para la actividad de los niños, tanto de los colegios de la zona, como del resto del barrio», ha dicho la concejala.

El ajardinamiento de la plaza se hará con arbolado capaz de generar sombra en este espacio y reducir el ruido sobre los edificios que lo rodean. «La ubicación estratégica de los árboles puede ayudar a enfriar el aire entre 2 y 8 grados, reduciendo así el efecto de isla de calor urbano«, en opinión de Soriano.

Así, se crearán dos áreas contrapuestas: la primera, de zona verde con arbolado, donde los caminos discurrirán entre pradería para acceder a los bancos, mientras que la segunda se materializará como un área de juego infantil.

Se colocarán bancos de hormigón en los desniveles. El área de juego se encuentra por debajo respecto a la cota de la plaza para minimizar su impacto visual y favorecer una mejor supervisión por parte de los padres.

Esta actuación es la tercera que lleva a cabo en dos años la concejalía en Orriols este mandato. Las otras dos son una plaza junto a la ermita y la remodelación del jardín de Esteban Dolz de Castellar, donde se ha ampliado la zona de juegos infantiles y se colocado seis grandes pérgolas de colores.