Multan al conductor de un patinete por ir ebrio en Gandia

Una patrulla de la Policía Local de Gandia dio el alto este domingo, sobre las 6.30 horas, al conductor de un patinete eléctrico, que circulaba por el centro de Gandia en estado de embriaguez, según fuentes policiales. Los agentes vieron que el hombre circulaba de manera anómala y se saltaba «varios semáforos» cerca del cruce de las calles Sant Rafael y Alzira. Ante esto, pararon al conductor y, al comprobar el estado en que iba, le realizaron las pruebas de alcoholemia. El hombre dio positivo, por lo que le sancionaron. Se expone a dos multas que pueden rondar los 800 euros: 300 por incumplir la normativa de circulación y 500 por conducir bajo los efectos del alcohol.