Siete monumentos y museos de Valencia, protegidos con cámaras contra el vandalismo

Cámaras de vigilancia. /LP
Cámaras de vigilancia. / LP

El Ayuntamiento de Valencia aprueba mañana el proyecto al año y medio del anuncio

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El Ayuntamiento de Valencia tiene previsto aprobar mañana en la junta de gobierno el proyecto de instalación de 43 videocámaras para la vigilancia del entorno de siete monumentos declarados Bienes de Interés Cultural, según han informado fuentes oficiales. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 508.298 euros, aunque no se precisa si también saldrá a concurso para su instalación.

Las cámaras se situarán en distintos emplazamientos: en las farolas del alumbrado público, en columnas nuevas, o en soportes instalados en los edificios protegidos, con el fin de minimizar las visibilidad de los edificios que son patrimonio cultural. Se trata de la Lonja, las Torres de Serranos, las Torres de Quart, las Atarazanas, el Almudín, el Palau de Cervelló y el Museo de la Ciudad.

En total son 43 las videocámaras previstas. El proyecto está listo desde el pasado julio, aunque se anunció a mediados de enero, tras los últimos episodios de vandalismo con pintadas o incluso un incendio en las torres de Quart. Desde entonces se ha obtenido la autorización de la comisión de videovigilancia, lo que sucedió el 1 de febrero; y la autorización patrimonial aprobada por la Dirección General de Patrimonio Cultural, el 4 de abril.

El proyecto cuenta con diferentes modalidades de soporte de las cámaras. En la mayoría de los edificios se utilizará el alumbrado público y en el caso de las torres de Quart, se instalará una columna nueva, mientras que para el Museo de la Ciudad y El Almudín, los soportes de palomilla se incorporarán a los edificios. Una vez tramitado el contrado de obras se fija un plazo de ejecución de tres meses.