Monumental atasco en Valencia provocado por las obras en Blanquerías

Atasco desde el puente de las Glorias Valencianas./Jesús Signes
Atasco desde el puente de las Glorias Valencianas. / Jesús Signes

Una actuación del Ciclo Integral del Agua atasca la Pechina ylas retenciones llegan hasta el acceso a Valencia por la CV-35

DANIEL GUINDO / TEO PEÑARROJA

«Salí de Godella a las once de la mañana con la intención de ir a la avenida de Suecia. Un kilómetro antes de llegar al Palacio de Congresos, aproximadamente, la entrada a Valencia por la CV-35 ya estaba colapsada. Desde ese punto hasta General Avilés, una distancia que habitualmente se cubre en menos de cinco minutos, tardé más de 45. Aguantamos el atasco como pudimos y finalmente, dando algunas vueltas para evitar Blanquerías, llegué a la avenida de Suecia pasadas las doce y media. Más de 90 minutos en el coche para un trayecto que normalmente no dura ni 30». Zulema Rubio fue una de los cientos de conductores que ayer se vieron atrapados en el monumental atasco registrado en la capital debido a unas obras que está desarrollando el Ciclo Integral del Agua en la marginal derecha del viejo cauce del Turia, en el entorno del paseo de la Pechina. Está previsto que las obras se alarguen durante los meses de julio y agosto.

Debido a ello, sobre las diez de la mañana arrancaron los cortes de tráfico previstos con motivo de esta actuación. Y las retenciones en el tránsito rodado no tardaron en llegar a esta vía y a las avenidas adyacentes. El atasco se extendió e, incluso, alcanzó a las avenidas Cortes Valencianas (el acceso a Valencia por la CV-35) y Pío XII, según confirmaron fuentes de la Oficina de Gestión del Tráfico de Valencia.

ENCUESTA

En concreto, según detallaron, se cerró por completo al tráfico los dos pasos inferiores de la Pechina (el que queda a la altura del Complejo Administrativo 9 d'Octubre y el del cruce con la avenida de Fernando el Católico). Desde la oficina creen que los atascos se deben a que parte de los conductores no conocían todavía las restricciones previstas, por lo que confían en que, con el paso de los días, se alivie el tránsito en esa zona y los vehículos comiencen a utilizar itinerarios alternativos a los que emplean habitualmente.

También estaba previsto restringir las incorporaciones al paseo de la Pechina desde las avenidas Pérez Galdós, Fernando el Católico y Guillem de Castro únicamente a vecinos, transporte público y vehículos de reparto y carga y descarga.

Sin embargo, a última hora de la tarde, la Oficina de Gestión del Tráfico confirmaba que los accesos desde las avenidas perpendiculares al paseo no llegaron a cerrarse, aunque la Policía estaba lista para restringirlos en caso de que la Pechina se atascase. Al final de la tarde de ayer, la mayor parte del tráfico se concentraba en la avenida Fernando el Católico.

María José Broseta, presidenta de la Federación de Vecinos de Valencia, explicó que «los primeros afectados son los vecinos» y que «hay que darles pronto alternativas para que puedan entrar y salir sin verse siempre sometidos a atascos».

Las asociaciones de vecinos de la ciudad todavía están pendientes de reunirse para valorar el calibre de los inconvenientes que las obras pueden causar, y para ello se tomarán unos días, para ver si aminora el tráfico diario y la situación de ayer no se convierte en la norma durante todo el verano.

De todos modos, Broseta calificó de «error» comenzar estos arreglos en el mes de julio, «cuando todavía hay mucha actividad. Sería preferible haber comenzado en agosto, cuando los vecinos se van de vacaciones y resulta menos problemático cortar el tráfico».

Por su parte, Narciso Estellés, concejal de Ciudadanos, criticó en estos términos la gestión municipal: «El tripartito ha vuelto a dimensionar mal una actuación sobre el tráfico. Llueve sobre mojado porque llevamos ya un año de obras en el margen del río con atascos y molestias diarias a los ciudadanos».

«Es una falta de responsabilidad empezar una obra de semejante envergadura sin valorar los pros y los contras y sin dar opciones y toda la información a los ciudadanos, con el fin de evitar colapsos como este», declaró el concejal de la formación naranja, que acusó al consistorio de «falta de previsión y de empatía sobre las necesidades de las personas» y de «fallar en la planificación»

Fotos

Vídeos