El Mercado Central pide al Consistorio una reunión urgente para la autogestión

REDACCIÓN

valencia. La Asociación de Vendedores del Mercado Central presentó ayer, por registro de entrada en el Ayuntamiento, una solicitud formal de reunión con el gobierno municipal con el fin de alcanzar una solución que les permita el máximo de autogestión posible.

La iniciativa responde a la inacción y falta de respuesta por parte de la concejalía de Comercio en relación con la prórroga del actual modelo de gestión por los propios vendedores y que, según explicó la propia asociación, «les abocaría a la paralización a partir del 1 de enero».

Los vendedores han trasladado su «profundo malestar» ante el silencio municipal en relación con su actual situación a pesar de sus continuados intentos de buscar un acuerdo. Por ejemplo, la asociación, durante los años 2017, 2018 y 2019, ha remitido reiteradas veces (la última de ellas, el pasado agosto) informes técnicos con propuestas que permitan mantener la gestión por los propios vendedores dentro del marco legal sin haber obtenido respuesta hasta el momento.

Por esta razón, y ante la inminencia del plazo previsto por el Ayuntamiento para cambiar el actual modelo de gestión, la asociación ha decidido, una vez más -aunque ya por el procedimiento de urgencia- solicitar formalmente al Ayuntamiento una reunión que, a pesar de haber sido anunciada por los responsables municipales, indicaron, no ha sido convocada, así como la creación de una comisión técnica, que ya se pidió en marzo de 2017 sin éxito.

La voluntad de los vendedores es desbloquear la actual situación y evitar los daños de la pérdida del actual modelo de gestión, que se ha mantenido durante 33 años, por la que se verían afectados más de 1.500 puestos de trabajo. Más del 93% de los vendedores del Mercado Central votaron, a principios de este mes, a favor de mantener la gestión propia.