Un macrobotellón en Valencia que dura un puente entero

Jardín del Turia. Un grupo de jóvenes hace botellón frente a la Ciudad de las Artes el viernes por la noche. / juan j. monzó
Jardín del Turia. Un grupo de jóvenes hace botellón frente a la Ciudad de las Artes el viernes por la noche. / juan j. monzó

Las reuniones para beber se repiten en la Cruz Cubierta, la plaza de España, la Ciudad de las Artes y el Carmen

ÁLEX SERRANO

De nuevo, con la llegada del puente, Valencia se convirtió en un gran macrobotellón por prácticamente toda la ciudad. Los enclaves más cercanos a las discotecas volvieron a ser más afectados en las noches del jueves y viernes, pero hubo pequeñas reuniones ilegales para beber en la calle casi todos los barrios de Valencia. Los enclaves más «calientes» volvieron a ser, como es habitual, la plaza de España y Ramón y Cajal, el Carmen, la Cruz Cubierta y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en cuyo Umbracle sigue abierta una discoteca que congrega cada noche a centenares de jóvenes.

Una de las zonas donde se ha repetido el botellón durante dos noches consecutivas y en las que, a buen seguro, habrá ocurrido lo mismo esta madrugada es en el jardín central de Ramón y Cajal, entre la plaza de España y la calle Historiador Diago. Pese a lo céntrico del punto, lo cierto es que ni la presencia policial en la calle San Vicente Mártir para controlar el acceso a una conocida discoteca disuade a los jóvenes de hacer botellón en los jardines centrales de la gran vía. De hecho, en la madrugada del viernes al sábado a las 2.30 horas cientos de jóvenes bebían en el tramo entre plaza de España y la calle Jesús, escondidos entre la pirámide de la estación de metro y una cafetería. Es una zona oscura y a resguardo de miradas indiscretas. También está muy mal iluminada, lo que facilita que únicamente se vea a quienes ahí están si se sabe lo que se busca. El ruido, eso sí, fue infernal, como denunciaron los vecinos. A las 7.30 horas, los restos del botellón eran visibles no sólo en ese punto sino en el tramo entre Jesús e Historiador Diago, en un parque infantil que horas más tarde se llenó con decenas de niños que acuden a una de las pocas zonas verdes del barrio.

Gran Vía Ramón y Cajal. Botellón junto a un parque infantil.
Gran Vía Ramón y Cajal. Botellón junto a un parque infantil. / E. S.

Botellón en la Cruz Cubierta

La Cruz Cubierta está sufriendo este puente, de nuevo, las molestias derivadas del botellón y de una discoteca situada junto al hito que da nombre al barrio. El presidente de la Asociación de Vecinos San Vicente-Bulevar Sur, Elías Sánchez de los Silos, criticó que la zona «despertó rodeada de un desastre ecológico debido al macrobotellón de la madrugada, donde no se despertó el descanso de los vecinos». El dirigente vecinal, además, insistió en que el viernes día 12 «el barrio seguía sin limpiar a las 12 horas»: «Carriles bici llenos de cristales, parques y jardines llenos de basura, vómitos en las marquesinas de los autobuses, contenedores llenos sin vaciar, papeleras rotas, etcétera». «Los vecinos nos sentimos estafados con el cobro de nuestros impuestos al Ayuntamiento de Valencia ya que nos consideran ciudadanos de segunda por vivir en este barrio histórico», criticó Sánchez de los Silos.

La suciedad vuelve a la plaza de la Virgen y ensucia la fuente del Turia

Vecinos y oposición piden más presencia policial en los enclaves de la ciudad donde los encuentros de jóvenes son más persistentes

«Nos sentimos abandonados por el Ayuntamiento», dicen vecinos de San Vicente

PP y Ciudadanos critican la inacción de la Policía Local en los enclaves más saturados

La concejala de Ciudadanos María Dolores Jiménez denunció ayer que los residentes de la Cruz Cubierta «cada vez tienen más quejas». «La ordenanza de convivencia se está retrasando demasiado y a las doce del mediodía del día 12 los vecinos de San Vicente con el Bulevar Sur se quejaban de la suciedad por los restos del botellón (botellas, vidrios, vómitos). Desde Cs seguimos insistiendo en la importancia de realizar campañas de concienciacion a nuestros jóvenes», indicó la edil de la formación naranja en el Consistorio valenciano.

Botellón en la plaza de la Virgen y vandalismo junto a una discoteca en la Cruz Cubierta. / E. S.

Botellón en El Carmen

Otro barrio que volvió a sufrir, de nuevo, las consecuencias del botellón fue el barrio del Carmen. El corazón de la ciudad vio, de nuevo, un fenómeno que se reproduce con preocupante asiduidad pero que hacía años que no se veía: las reuniones para beber en la calle en la misma plaza de la Virgen, junto a la Basílica y la fuente del Turia. Según imágenes facilitadas por el grupo municipal popular, el histórico surtidor quedó «adornado», de madrugada, por decenas de botellas y vasos vacíos, lo que unido a otras actividades que se hacen en el centro de la ciudad como el patinaje en la misma plaza complican el descanso para los vecinos del barrio. También la plaza del Tossal, habitual epicentro del botellón en Ciutat Vella una vez que desaparecen las turísticas terrazas que la ocupan la mayor parte del día, se ha convertido este fin de semana en una suerte de 'botellódromo' al aire libre. Los restos se podían ver a primera hora de la mañana entre los bancos.

El concejal del grupo municipal popular Alberto Mendoza recordó de nuevo la falta de efectivos de la Policía Local de Valencia, lo que hace que el Cuerpo «esté para atender las emergencias nocturnas y no para atender las llamadas de los vecinos hartos del tener el botellón bajo sus balcones». Mendoza dijo, además, que el concejal de Personal del Ayuntamiento de Valencia, Sergi Campillo, «engorda la plantilla del Ayuntamiento mientras policías y bomberos sufren recortes en su plantilla». «Es una pena que en uno de los puentes más importantes de España la ciudad de Valencia muestre a los visitantes escenas tan desagradables como la del botellón», indicó Mendoza, que además lamentó que los socios de La Nau «ya naveguen cada uno por su lado»: «Los valencianos se ven afectados por su pésima gestión».

Plaza del Tossal. Botellas y vasos en el barrio del Carmen.
Plaza del Tossal. Botellas y vasos en el barrio del Carmen. / G. M. P.

Botellón en la Ciudad de las Artes y el Cedro

También amanecieron sucios los alrededores de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, sobre todo los jardines situados en el entorno del Umbracle. Incluso frente a la Ciutat de la Justícia se formó botellón en la madrugada del viernes al sábado. Los restos seguían allí en la mañana de ayer, como pudieron comprobar los vecinos de la zona. Las molestias son constantes en el tramo del río situado junto a la Ciudad de las Artes y se han repetido este puente. También hubo botellón en otros enclaves como la plaza del Cedro, sobre todo el pasado jueves por la noche, antes del día festivo.

Fotos

Vídeos