Llegan las donaciones con tarjeta a la Basílica de la Virgen

Una mujer, ayer, usa su teléfono móvil para efectuar una donación en la Basílica. / Jesús Signes
Una mujer, ayer, usa su teléfono móvil para efectuar una donación en la Basílica. / Jesús Signes

La Conferencia Episcopal instala atriles con TPV para las aportaciones de feligreses | La Iglesia valenciana se moderniza y coloca cepillos electrónicos a la entrada del templo con cantidades fIjas mínimas de dos euros

MAR GUADALAJARAVALENCIA.

Echar mano al bolsillo y extraer una moneda para hacer una donación ya se ha quedado anticuado. La Basílica de la Virgen de los desamparados ha dado un paso al frente y ya aceptan tarjetas de crédito. Los feligreses valencianos ya pueden elegir cómo realizar la donación. Se han instalado dos atriles con Terminal Punto de Venta (TPV) para las aportaciones a la Iglesia. Cada atril tiene dos partes: en la mitad izquierda, la tradicional ranura para monedas y billetes, mientras que en la derecha una pantalla táctil con el dispositivo con el que acercar la tarjeta de crédito o, para los usuarios más modernos, el teléfono móvil.

Las cantidades dispuestas en los cepillos electrónicos son fijas, cómo ocurre en los cajeros automáticos. El mínimo son dos euros y el máximo quince. Para realizar una aportación más elevada podrán marcarse varias opciones hasta obtener la cantidad.

La novedad llega así a las puertas de la Iglesia en España. Valencia junto con Madrid, han sido las primeras ciudades en poder disponer de los aparatos que pronto se verán en más templos de la ciudad.

Cien dispositivos de pago estarán intalados en parroquias de toda España antes de final de año

La Iglesia se moderniza; hasta cien aparatos como los recién instalados en la Basílica se han fabricado a nivel nacional de acuerdo a lo establecido por la Conferencia Episcopal. El Banco Sabadell ha sido la entidad que ha lanzado este sistema electrónico de recogida de donativos en instituciones religiosas y benéficas del país. Los apodados cepillos electrónicos, estarán en templos de toda España antes de final de año.

Nueva York, París, Londres o Madrid son algunas de las ciudades donde ya existe este método. Cada vez menos personas usan dinero en efectivo y las instituciones religiosas han decidido adaptarse a los nuevos tiempos, usando la tecnología también en sus organizaciones.

Hace años que el sistema se usa en Estados Unidos, donde comenzaron instalándose en diez ciudades, entre las primeras fueron Nueva York, Chicago y San Francisco. La iglesia anglicana fue otra de las pioneras actualizando sus parroquias. Tras un periodo de prueba en 40 iglesias, se decidió instalar un sistema similar al que ya existe en la Basílica, en más de 16.000 templos británicos, pero sin eliminar la tradicional figura del cepillo.

En Francia el sistema es diferente. Parecen renunciar a perder la tradicional figura de los monaguillos. Por ello, en los templos franceses, estos dispositivos siguen conservando el aspecto de la típica cesta de mimbre, a la que se adapta el aparato TPV para que los fieles puedan realizar su donativos con tarjeta de crédito o a través de las aplicaciones en móviles o relojes inteligentes. Las opiniones son muy dispares, ya que consideran que este modelo podría ralentizar la donación y entorpecerla.