Los jóvenes comienzan a entrar al reciento de las paellas