Intervención permitió pagar a ediles de Ribó un complemento que ahora niega a la oposición

Corporación municipal del pasado mandato, en una imagen de familia en el hemiciclo municipal. / J. SIGNES
Corporación municipal del pasado mandato, en una imagen de familia en el hemiciclo municipal. / J. SIGNES

Ocho tenientes de alcalde cobraron casi 24.500 euros por su «mayor responsabilidad» al tener dedicación parcial entre 2015 y 2019

ÁLEX SERRANO

Ocho tenientes de alcalde del pasado mandato con dedicación parcial cobraron un complemento especial por responsabilidad de casi 24.500 euros que les permitieron cobrar lo mismo que los tenientes que tenían dedicación exclusiva. Así lo desvelaron ayer los vicealcaldes, Sandra Gómez y Sergi Campillo (dos de los concejales que cobraron ese complemento), tras la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local. En realidad, este detalle ya se conocía porque se aprobó en el pleno de organización de 2015, pero pasó desapercibido. Ha sido la polémica de este mandato, cuando el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha decidido que las dedicaciones parciales estén en la oposición, la que ha permitido desempolvar los acuerdos del pasado mandato.

Esa 'arqueología' periodística revela que el «encaje legal» del que habló el portavoz de Compromís en el Consistorio tras la primera reunión informal de los portavoces previa al pleno del jueves era, en realidad, un «complemento por responsabilidad» de unos 24.500 euros, lo que permitía a ocho concejales del equipo de Gobierno llegar a los casi 70.000 que cobraban los dos tenientes de alcalde sin dedicación parcial. Los ediles que recibieron ese complemento durante cuatro años fueron Consol Castillo, Giuseppe Grezzi, Pilar Soriano, Glòria Tello, Vicent Sarrià, Maria Oliver y los ya mencionados Campillo y Gómez.

Este complemento, que desveló ayer Valencia Plaza, es perfectamente legal. Así lo aseguraron ayer los vicealcaldes y lo confirma el infomre de Intervención General del Consistorio, que fiscalizó de conformidad con esta solución que decidió aplicar el primer edil en 2015 para cumplir la ley Montoro que limita a 25 las dedicaciones exclusivas. Y es que la norma da libertad a los Consistorios para decidir cuánto tiene que cobrar cada concejal dependiendo de sus funciones: da un máximo (106.130,60 euros), pero es cada equipo de Gobierno quien decide cuánto ha de cobrar cada concejal.

«Este año se ha tomado una decisión política, nadie nos ha obligado», dice la vicealcaldesa Gómez

Se da la circunstancia, eso sí, de que este complemento no se le autoriza este año a los ocho concejales de la oposición que tendrán dedicación parcial este mandato, decidido, según confirmó ayer Gómez, de manera política por el primer edil, sin ningún informe del interventor. Así las cosas, los concejales de la oposición con un 75% de dedicación cobrarán 63.500 euros, menos que aquellos con dedicación total, que ganarán unos 68.000 euros. En el pasado mandato, todos los tenientes de alcalde cobraban lo mismo.

«Este año se ha tomado una decisión política, la que ha parecido más razonable y lógica», dijo, al tiempo que destacó que esta es una medida adoptada también en «distintas ciudades españolas de distinto color» político. En este sentido, reiteró que se estimó «lógico» que «la dedicación total la tengan quienes tienen gestión de gobierno, que están 24 horas disponibles todo el año» porque eso «requiere dedicación total». La vicealcaldesa negó que haya fraude de ley, indicó que «lo que diga la oposición» forma parte de «su trabajo» como tal, y criticó que «intente generar lío ante la decisión».