Los hallazgos arqueológicos modifican una finca municipal en la plaza del Pilar

P. M. VALENCIA.

El gobierno municipal autorizará hoy las modificaciones necesarias para adaptar un edificio municipal previsto entre la calle Guillem de Castro y la plaza del Pilar a los restos arqueológicos hallados en los últimos meses. El presupuesto se incrementará desde los 1,9 millones a los dos millones de euros.

El arquitecto José María Tomás argumenta que se producirá un incremento del área de excavación arqueológica al aparecer restos de un antiguo convento y de un muro, lo que requiere la necesidad de excavar todo el claustro para integrarlo en el nuevo edificio. Además, los restos del muro y de la portada de piedra de la antigua portería del convento han de ser objeto de intervención arqueológica.

El inmueble será multiusos después de que la concejalía de Servicios Sociales descartase utilizarlo como albergue de indigentes y familias sin recursos, entre otras razones por la oposición vecinal. Otros cambios previstos afectan a una escalera y al ascensor de servicio de la finca.