Los habitantes de La Isla siguen a la espera de los columpios

L. SORIANOVALENCIA

Los vecinos de La Torre no son los únicos que se han mostrado en contra de instalar parques caninos cerca de viviendas. Hace ahora justo un año y un mes la asociación de vecinos de La Isla y residentes de la zona de Blasco Ibáñez y Músico Ginés hicieron concentraciones para que se paralizara la construcción de un parque de socialización de perros.

Los vecinos finalmente consiguieron que se descartara el proyecto, pero no se ha hecho ningún proyecto alternativo en la zona. «Se pidió al Ayuntamiento que cambiarán de sitio este parque para perros porque estaba a 10 ó 12 metros de las fachadas de las fincas. Recogimos firmas e hicimos concentraciones», explica Francisco Crespo, presidente vecinal.

Poco después la Policía pidió que se quitaran las puertas de entrada del recinto vallado «pero el Ayuntamiento nos prometió que iba a poner zona de juegos y suelo de caucho para los niños cuando tuvieran dinero, pero ha pasado un año y un mes y no lo han hecho», añade Crespo. Por eso, exigen que lo remodelen ya.