Los guardas rurales podrán multar a conductores en los caminos de huerta

Un coche circula entre campos de la huerta que rodea la ciudad. / damián torres
Un coche circula entre campos de la huerta que rodea la ciudad. / damián torres

La ordenanza de Movilidad incluye como personal auxiliar a los inspectores de la EMT, los agentes de la ORA y los vigilantes de campos

P. MORENO VALENCIA.

Unas alegaciones presentadas por el Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional, así como por la Fundación Assut, ha motivado que la nueva ordenanza de Movilidad incluye la posibilidad de que el Ayuntamiento recurra a los guardas rurales para que impongan sanciones de tráfico en los caminos de huerta.

Así, el artículo 22 quedará redactado de tal manera que el Consistorio «podrá recurrir a personal auxiliar, como guardas rurales, personal de inspección de la EMT, personal controlador de las plazas de estacionamiento regulado, etc., debidamente contratado y formado, para la vigilancia del cumplimiento de la normativa de movilidad en zona rural, de la normativa de movilidad y el aparcamiento en las áreas de estacionamiento regulado, para la protección de la prioridad del transporte público de EMT, y la gestión de sistemas específicos de control».

Las asociaciones agrarias quieren de este modo reforzar la premisa de que los caminos que atraviesan la huerta deben tratarse como cualquier vía de tráfico, donde la normativa también destaca como novedad que se dará preferencia a la circulación de vehículos agrícolas, incluso con el cierre de estas calzadas en época de cosechas si se considera por el gobierno municipal.

Los vehículos pesados que lleven productos agrícolas de Valencia no necesitarán permiso de circulación

«Las personas controladoras deberán formular denuncias respecto de todas las infracciones de estacionamiento por vulneración tanto de las normas generales como de las específicas de su ámbito de actuación», se añade en el citado artículo. «El personal auxiliar estará dotado de medios autorizados de captación y reproducción de imágenes que permitan la identificación del vehículo infractor para formular y acreditar las denuncias, en orden a garantizar la tramitación correcta del procedimiento sancionador».

Otra de las novedades pasa por el tráfico de vehículos en época de cosechas en cualquier calzada de la ciudad, especialmente las próximas a la huerta de la periferia. «No requieren autorización expresa del Ayuntamiento para circular por la ciudad los camiones destinados al transporte de productos agrícolas de temporada siempre que tengan el origen o destino de la mercancía en el término municipal», se indica. Podrán, por tanto, circular por dicho perímetro las 24 horas del día. A efectos de control por la Administración, el conductor del vehículo deberá llevar un certificado del Consell Agrari Municipal justificando que los productos agrícolas de temporada cumplen estos requisitos.

La Devesa de El Saler cuenta también con guardas forestales y se rige por unos criterios propios de circulación. La ordenanza incluye un mapa que sitúa los caminos abiertos a todo tipo de tráfico, aquellos que deben contar con cadenas y los que están especialmente protegidos al tratarse de parajes de nidificación de especies protegidas.