El gobierno de Ribó lleva dos años sin rotular una calle a Miguel Ángel Blanco

Hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia / irene marsilla
Hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia / irene marsilla

El PP recuerda que se aprobó en 2017 y sigue pendiente mientras «sí se han preocupado» por cambiar los rótulos de la memoria histórica

LOLA SORIANOVALENCIA.

El pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó en julio de 2017 conceder una calle al exconcejal del PP en Ermua, Miguel Ángel Blanco, asesinado en 1997 por la banda terrorista ETA, pero el acuerdo parece haberse convertido en papel mojado, ya que dos años después no se concedido un vial para rendirle un homenaje.

El acuerdo se adoptó precisamente cuando se cumplía el 20 aniversario de su muerte e incluso se hicieron unos minutos de silencio a la puerta del Consistorio donde no faltó un ramo de flores y unas pancartas, pero nada más se ha sabido de este proyecto municipal.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, criticó al gobierno de Joan Ribó por no cumplir con lo acordado «a pesar de que se aprobó».

Cabe recordar que inicialmente fue una moción debatida conjuntamente por el PP y Ciudadanos, para reconocer en Valencia el punto de inflexión en la lucha contra el terrorismo que supuso la figura de Blanco, pero que contó con una moción alternativa de la concejal Gloria Tello, que propuso ampliarlo a varias víctimas del terrorismo, sumando a Josefina Corresa (que murió en un atentado en unos grandes almacenes de la ciudad) y de asesinatos de carácter político como Guillem Agulló o Miquel Grau. Fue esta moción alternativa la que salió al final adelante con los votos a favor de Compromís, PSPV y València en Comú, pero que tuvo la abstención de PP y Ciudadanos, por la modificación realizada.

En el pleno del 12 de julio de 2017 se decidió cumplir con lo aprobado conforme se fuera disponiendo de vías públicas, pero en dos años esto no ha sucedido.

Según la portavoz popular en el Ayuntamiento de Valencia, «ahora se cumplen 22 años desde que la banda terrorista segó la vida a Blanco y Valencia no le ha rendido el homenaje que merece. Pensamos que el gobierno de Compromís y PSPV ha sido indolente y no ha estado a la altura».

Del mismo modo, Catalá detalla que «tiempo han tenido, pero ha sido nulo el interés». Y argumenta que «no han hecho estos deberes, en cambio sí que se han preocupado de cambiar algunos nombres de calles de Valencia porque les molestaba», en referencia a los cambios de rótulos por la ley de Memoria Histórica en varios puntos de Valencia.

Plazos

En cuanto a los años de retraso y los plazos, cabe recordar que, por ejemplo, la calle para el ex concejal de Ermua se aprobó en julio de 2017 y sigue pendiente, en cambio con posterioridad se tramitaron otros casos, como la petición de calle para Aarón Vidal, soldado fallecido en Irak, y se ha inaugurado este mismo verano. En este último caso, la exconcejala María Dolores Jiménez fue la encargada de presentar la moción en abril de 2018, pero no se alcanzó acuerdo. Y fue en abril de 2019 cuando la comisión de Cultura retomó el asunto y aprobó la concesión. En este caso, los trámites han sido más efectivos y el soldado ya cuenta con un vial con su nombre en el barrio de Malilla.