El PP fuerza a Ribó a que vote sobre la exención de impuestos por la venta de la sede del PSPV

La oposición pedirán que se revise de oficio en el pleno la decisión de Hacienda y obligar a los socialistas al pago del tributo de Plusvalías

P. M.

vALENCIA. El pleno municipal del próximo día 20 tratará la denuncia del grupo popular sobre la exención del Impuesto de Plusvalías al PSPV por la venta de su sede en la calle Blanquerías, una decisión con la que se ahorró 104.000 euros. El grupo popular ha presentado una petición de declaración de oficio de nulidad, que antes pasará por la comisión de Hacienda para su debate.

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, autorizó el pasado 6 de febrero la exención al PSPV para el pago del Impuesto de Plusvalías tras la venta de su sede en la calle Blanquerías, 4 a la empresa Euroinversiones 2000 S.L. Tras conseguir acceso al expediente, un trámite que duró meses hasta lograr el permiso del alcalde Joan Ribó, la oposición considera que hay argumentos suficientes para pedir la nulidad de la exención y forzar a los dos partidos que sustentan al gobierno municipal con el PSPV, Compromís y València en Comú, a que se pongan de un lado o del otro.

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, adujo que la revisión de oficio se ha presentado porque «el trato de favor recibido por este partido nos parece de muy dudosa legalidad». El pasado miércoles, la junta de gobierno aprobó una moción de Ribó para delegar estas revisiones en las concejalías afectadas, de tal manera que esquivó este tipo de responsabilidad, aunque las tributarias son siempre competencia del pleno municipal. «Es escandaloso y nada ejemplar que los socialistas se nieguen a bajar los impuestos a los valencianos, como de manera reiterada le hemos pedido, y por otro lado, se perdonen a sí mismos el pago de las plusvalías. Además, es más grave que después de beneficiarse de este chollo le nieguen al Partido Comunista su petición de eximirse del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles», dijo.

Fuentes populares precisaron que los dos impuestos «están igualados por la legislación que afecta a los partidos políticos. Si se pago el IBI, hay que hacer lo mismo con Plusvalías». Monzó añadió que el alcalde y la portavoz del PSPV, Sandra Gómez, «presumen de haber aumentado las inspecciones fiscales para apretar al máximo a los ciudadanos en el pago de sus impuestos y evitar el fraude. Por eso les pedimos que sean ahora igual de exigentes».

 

Fotos

Vídeos