Fondos europeos permitirán convertir en un centro cultural la alquería de Albors

Fondos europeos permitirán convertir en un centro cultural la alquería de Albors
LP

La instalación municipal rehabilitará el edificio de principios de siglo XX

S. V.

El Ayuntamiento de Valencia ha adjudicado por poco más de 476.000 euros las obras de rehabilitación de la alquería de Albors, unos trabajos cofinanciados en parte con fondos FEDER que servirán para convertir el edificio en un centro cultural. Las obras las llevará a cabo la mercantil Gimecons Construcciones y Contratas.

La concejala de Patrimonio Cultural, Glòria Tello, puso en valor este proyecto, que para ella forma parte «de los pilares principales» de las políticas culturales del Consistorio, «como es entender que la cultura es un derecho que tiene que llegar a todos». «Los barrios periféricos tenían una carencia de infraestructuras que estamos revirtiendo», comentó la edil.

El que será el Centro Cultural del Barrio de Orriols ocupará parte del conjunto de la alquería, en concreto 362 metros cuadrados construidos en 1900 y aislados, por derribos, de las parcelas de alrededor. Actualmente se encuentra muy deteriorada, dado que ha estado mucho tiempo sin uso. La alquería forma parte de un conjunto de arquitectura rural que está incluido dentro del ámbito de protección del BIC de San Miguel de los Reyes. Este conjunto de edificios permitía explotar las tierras agrícolas en torno al monasterio, por lo que su recuperación «permitirá imaginar la vida rural durante el siglo XVII y atraer el turismo y poner un foco cultural alrededor de San Miguel de los Reyes», según fuentes municipales.

La entrada al edificio está en la planta baja desde la calle Camí Albors respetando su ubicación actual. Desde el interior de la planta baja se accede a través de una escalera a la planta alta. El programa de usos consta de recepción, vestíbulo, sala exposición multiusos, administración, y espacios de servicio en planta baja, y sala multiusos y terraza en planta primera. Además se adecuará el acceso que actualmente se encuentra por urbanizar.