El expediente del festival de paellas en La Punta sigue pendiente

P. M.VALENCIA.

El expediente abierto con motivo del macrofestival de paellas celebrado a mediados de abril en un recinto de La Punta sigue en manos de la Generalitat. La causa es anterior a la transferencia de competencias del Consell, aunque fuentes de esta Administración señalaron el 7 de mayo que no iniciarían el procedimiento a la espera de que se produjera el cambio de modelo de gestión.

Las sanciones que sí se tramitan son dos relativas al exceso de ruido que pueden suponer en total hasta 12.000 euros. La inspección de la Policía Local el día de la fiesta sirvió también para que se abrieran expedientes sobre la falta de permiso para el evento, además de vulnerar la normativa sobre seguridad ferroviaria y el hecho de que se celebrara en un suelo protegido de huerta.

Aquel incidente, en el marco de un festival que reunió a unas 25.000 personas, sirvió para acelerar la transferencia de la competencia, que se había establecido hasta entonces sólo para la tramitación de multas de tráfico a conductores no empadronados en la ciudad de Valencia.

Será pues la Generalitat la que decida el tipo de sanción, grave o muy grave, a no ser que antes de la prescripción del expediente lo remita al Consistorio. En 2017, último dato que se conoce, la Policía Local envió a la Administración autonómica alrededor de 2.000 expedientes, de las que se calcula que el 40% caducan.

El propio Síndic de Greuges llegó a alertar de esta circunstancia, que hace inútil buena parte del trabajo de los agentes de la autoridad y los inspectores de los servicios municipales.