Gil (Cs) exige a Tello que solucione la precariedad del refugio municipal de animales

P. M.

valencia. La concejala de Ciudadanos Rocío Gil exigió ayer a la delegada de Bienestar Animal, Gloria Tello, que ofrezca una solución urgente al cese del servicio de recogida de animales abandonados en Valencia, una decisión tomada por la asociación que gestiona el recinto municipal.

«La contrata de recogida de animales está caducada. Tello ha demostrado su incapacidad para gestionar el bienestar animal y las mascotas de nuestra ciudad no deben sufrir su falta de gestión», dijo Gil. La edil lamentó que la falta de medios que el Ayuntamiento destina al recinto de Benimàmet lo sufran los animales. «Hay casi 400 en unas instalaciones pensadas para 100. La falta de mantenimiento y de inversión es evidente», censuró.

La asociación Modepran dispone de dos vehículos para la recogida de perros y gatos abandonados en la calle. Uno se vio implicado en un accidente y está pendiente de reparaciones, mientras que la otra furgoneta se averió el pasado agosto. Desde entonces han respondido a los servicios con coches de voluntarios.

Fuentes cercanas a la concejalía de Bienestar Animales indicaron que está próxima la cesión de un vehículo del parque móvil del Consistorio, lo que al cierre de esta edición no se había producido. Así, este fin de semana los vecinos que se encuentren animales abandonados tendrán que llamar al 092 para que sean recogidos por la Policía Local.

Gil recordó que hasta hace unos años, el Ayuntamiento cedía una furgoneta para la recogida de animales a la gestora del centro de Benimàmet y que en el convenio se especifica la obligación de que el gestor aporte un vehículo para realizar este servicio. «Estamos ante un convenio caducado que requiere de una actualización urgente», finalizó.