La entidad critica el reglamento de la EMT por insuficiente

La asociación Modepran presentará alegaciones al reglamento de la EMT cuando salga a exposición al público. Una de las novedades que incorpora la normativa es la posibilidad de subir al autobús con una mascota, siempre que sea en transportín y con unas medidas máximas determinadas. Fuentes de la entidad criticaron las limitaciones que esto supone, para asegurar que «no es cierto que Valencia se equipare con otras ciudades, como se está diciendo. No hay ningún problema en subir un perro al metro o el autobús, siempre que sea en las debidas condiciones. Correa, bozal, ¿qué más hace falta?», se preguntó, para rechazar también la obligación de cambiar de lugar cuando otro pasajero lo solicite.