Las empresas de alquiler pagarán 60 euros por cada patinete eléctrico

Un usuario de patinete recorre la zona peatonal de la plaza del Ayuntamiento. / irene marsilla
Un usuario de patinete recorre la zona peatonal de la plaza del Ayuntamiento. / irene marsilla

El Consistorio aprobará hoy las tasas por ocupación de vía pública para vehículos de movilidad personal

ÁLEX SERRANOVALENCIA.

60 euros por patinete de los más ligeros, 70 por bicicletas y patinetes más grandes y entre 78 y 82 por ciclomotores y motocicletas. Estas tasas anuales son las que las empresas interesadas en comercializar en las calles de Valencia vehículos eléctricos tendrán que pagar al Consistorio. La Junta de Gobierno Local aprobará hoy la Tasa por Utilización Privativa o Aprovechamiento Especial del Dominio Público Local con los denominados vehículos de movilidad personal (VMP) y otros. Esta tasa afectará a aquellas empresas que explotan económicamente y con fines lucrativos, vinculados al turismo y el ocio, el alquiler de patinetes eléctricos ligeros y vehículos (monociclos y plataformas), patinetes eléctricos de mayor tamaño, bicicletas eléctricas y similares, ciclomotores eléctricos y turismos.

En el caso de los coches eléctricos, cuando estén exentos de pagar la ORA, la tasa será de 715 euros. En el supuesto de que no estén exentos, la tasa a abonar será de 1.028,34 euros al año por cada turismo. La ocupación del dominio público -según la propuesta de acuerdo- se calculará multiplicando el ancho del vehículo de movilidad personal por el largo, al que habrá que añadir 0'20 centímetros por el largo en concepto de zona de acceso. Esta tasa entrará en vigor y será aplicada a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de la provincia y quedar regulada en la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Utilización Privativa o aprovechamiento Especial del Dominio Público Local por vehículos VMP y otros.

En la propuesta de acuerdo se puntualiza que «no estarán sujetos a la tasa regulada en esta Ordenanza fiscal quienes lleven a cabo una utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local en régimen de concesión administrativa por el Ayuntamiento de Valencia». Depende ahora de la concejalía de Movilidad decidir dónde se aparcarán estos vehículos para evitar que saturen las aceras, lo que ya ocurrió el pasado verano cuando Lime desembarcó en la ciudad sin autorización municipal.

Más