La embajada de Israel califica de «antisemita» la moción del tripartito en el Ayuntamiento

Concejales del tripartito, antes del pleno que aprobó la polémica moción. / damián torres
Concejales del tripartito, antes del pleno que aprobó la polémica moción. / damián torres

El Consistorio aprobó dar apoyo a la causa del pueblo palestino a pesar de que en 33 municipios se anuló por considerarse inconstitucional

R. V. /EFE

valencia. La Embajada de Israel en España calificó ayer de «antisemita» una resolución del Ayuntamiento en apoyo a la campaña 'Espacio Libre de Apartheid Israelí' promovida desde el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS). En una carta a la que tuvo acceso la agencia Efe, el embajador israelí en España, Daniel Kutner, expresa al alcalde Joan Ribó su rechazo a esta resolución aprobada a finales de mayo. En esta se afirma que «Valencia se declara espacio libre de crímenes de guerra, incluido el crimen del apartheid. En este marco, y previo informe de los servicios jurídicos municipales para cada acción que de él se desprendan, el Ayuntamiento apoyará la campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí».

El embajador afirma en su misiva que esa resolución es «unilateral, discriminatoria, extremadamente selectiva en el abuso de fuentes, sesgada y carente de toda aspiración a presentar un cuadro objetivo». La moción fue aprobada con el apoyo de los tres grupos que gobiernan el Ayuntamiento.

Enmienda preventiva

Como informó LAS PROVINCIAS, la asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio, que promueve lazos de amistad entre España e Israel, se dirigió antes de la aprobación al Consistorio para pedir que se reconsiderara la resolución por vulnerar el artículo 14 de la Constitución que protege el derecho a la igualdad y la no discriminación. Esta asociación informó además de que 33 ayuntamientos habían anulado la moción o la suspendieron por decisión judicial. De hecho, el día del pleno se introdujo una modificación -la vinculación a los informes jurídicos- con la intención de evitar una posible impugnación.

«La política de boicot a Israel tiene como objetivo la deslegitimación de mi país. No critica sus políticas actuales, ni protesta contra la 'ocupación', sino que busca la total negación de los derechos de Israel a existir. En otras palabras persigue su criminalización», dice Kutner.

Además, subraya que esa política de boicot y desinversión que promueve el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel (BDS) es «ilegal», ya que propugna una «discriminación». Por todo ello, el embajador israelí concluye que la resolución aprobada por el Ayuntamiento valenciano «puede ser considerada un acto de antisemitismo». Además, considera que Valencia no ha investigado ni discutido la evolución y actual situación del largo conflicto entre Israel y Palestina, sino que ha adoptado un texto preparado por activistas contrarios a su país, «inmunes a las realidades históricas y a las complejidades de la situación actual».

 

Fotos

Vídeos