Detectan heces en el agua de las piscinas de Massanassa y el barrio del Cristo

A. D.MASSANASSA.

Las piscinas municipales de Massanassa y el barrio del Cristo, ambas con capacidad para más de 600 personas, tuvieron que prohibir el baño a los usuarios al detectarse heces en el agua el pasado domingo. Estos hechos responden a actos vandálicos que están repitiéndose en este tipo de instalaciones de los municipios de l'Horta. En los dos casos se puso en marcha el protocolo y se cerró la zona de baño para aplicar el tratamiento perceptivo desinfectante, aunque las instalaciones siguieron abiertas al público.

El responsable de la Mancomunitat del Barrio del Cristo, José Zapata señala que «al parecer, lo llevan preparado en una bolsa y luego lo sueltan sin que nadie se de cuenta». Massanassa ya es la tercera vez que sufre estos ataques y ha reforzado la vigilancia para que no vuelvan a repetirse, como ya ha ocurrido en las piscinas de Paiporta y Catarroja. En este último municipio, se ha optado por registrar las pertenencias de los usuarios en la entrada al recinto.