La UV denunciará los destrozos en los materiales para la valla de Tarongers

En una nota remitida a los medios, se ha reivindicado la autoría de los destrozos por parte de estudiantes

EFE

La Universitat de València (UV) está investigando los destrozos que se han producido en el material para la construcción de la valla que va a cercar el campus de Tarongers y «y cuando se recabe toda la información se presentará la correspondiente denuncia», han indicado a EFE fuentes del Rectorado.

En una nota remitida a los medios, se ha reivindicado la autoría de los destrozos por parte de estudiantes y, en un vídeo adjunto, se ve cómo una persona con la cara tapada pinta con espray en el lateral de un camión de las obras las frases «5.000.000 € parásitos y organiza tu rabia», antes de que varios individuos lancen adoquines de grandes dimensiones sobre el cristal de la cabina del vehículo.

Según este comunicado, los estudiantes han denunciado a través de organizaciones sindicales como Estudiantes en Lucha la construcción de la nueva valla, que tendrá un coste de 5 millones y que han dicho, busca «controlar mejor a los estudiantes», pese a que el Rectorado ha alegado que es para combatir el botellón dentro del campus.

La constructora que está llevando a cabo el proyecto, Rover Alcisa SA, ha realizado diversas obras en los diferentes campus durante varios años y, según la nota, «da la casualidad de que el presidente del grupo Conexus, al que pertenece la constructora, es Manuel Broseta, que fue miembro del Consejo Social de la UV durante años e incluso llegó a presidir dicho órgano».

Por todo ello, los estudiantes han denunciado públicamente en sus redes sociales que los órganos de la universidad «no se preocupan por sus intereses y que prefieren invertir 5 millones en tener controlado el campus para poder limitar cualquier acción reivindicativa estudiantil a invertir en su beneficio».