El PP denuncia que Ribó aumenta un 23% el gasto de personal desde 2015

Catalá critica que el incremento hasta los 318 millones de este año no ha servido para subir la plantilla de Policía Local

P. M.

valencia. La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, María José Catalá, criticó ayer que el Consistorio encabeza el crecimiento en España en gasto de personal, con un aumento desde 2015 del 23%. Este es el balance del estudio realizado de fuentes del Ministerio de Hacienda, que coincide con el gobierno Compromís-PSPV. Se ha pasado de los 259 millones de euros a los más de 318 millones de este ejercicio.

En comparación con el resto de ciudades, el incremento porcentual en Valencia ha sido el doble que en Madrid, donde se ha aumentado un 12% la partida, y más del doble respecto a Barcelona que ha sido del 10%. En Málaga, con un gobierno del PP, el aumento en personal ha sido del 4% o el de Bilbao un 6%, Coruña un 1% al igual que Sevilla un 1%.

La media de los Ayuntamientos de España sitúa en un 10% y están por encima de esta media en primer lugar Valencia con el 23 %, le sigue Palma de Mallorca, un 19%, Palma de Gran Canaria, un 16%, Alicante y Murcia en un 13% y Madrid un 12% y Barcelona que está en un 10%.

Catalá señaló que a pesar de este incremento de la partida, «esto no ha mejorado servicios tan importantes como la seguridad ciudadana. La plantilla de la Policía Local en estos años de gobierno de Compromís-PSPV ha visto mermado el número de agentes, en concreto en 150 efectivos en cuatro años. Todos los sindicatos coinciden en la necesidad del incremento que no ha llegado desde 2015 sino al contrario, se han ido perdiendo agentes».

Para la portavoz del PP, María José Català, este incremento puede ser un lastre en el futuro para la ciudad, ya la partida de personal es la más elevada del presupuesto y reducirá las inversiones en la ciudad. También obligará a incrementar impuestos y por tanto la presión fiscal que cada día es mayor en la ciudad.

La partida de personal llega ya a un tercio del presupuesto municipal, y en los próximos años podría situarse cerca del 40%. «Ahora entendemos la política del gobierno de Compromís y el PSPV de seguir incrementando la presión fiscal con subida de impuestos cada año para que los ciudadanos paguemos el despilfarro que supone estos aumentos en personal, donde ya estamos por encima de la media en ayuntamientos españoles».