Cs denuncia un nuevo foco de contaminación por bacterias en la desembocadura del Turia

LOLA SORIANO

valencia. El grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia denuncia un nuevo foco de contaminación por bacterias en la desembocadura del río Turia, a la altura de Pinedo, junto al Club Náutico.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, lamenta que sea el «segundo punto en un mes que da positivo por contaminación de bacterias», ya que el primero se detectó en las proximidades de la estación de bombeo de la acequia de Vera, como también denunciaron.

Giner confirma que estas analíticas las encargó el propio grupo tras las lluvias del 27 de agosto y «ponen de manifiesto que las aguas de la desembocadura del Turia, próximas a la depuradora de Pinedo, se encuentran contaminadas». Por eso, exige «medidas correctoras, pero para eso, Ribó debe de reconocer primero que tenemos un problema medioambiental con nuestras aguas».

Por su parte, la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, aseguró ayer que no tienen constancia de este punto de contaminación que señala Ciudadanos. «Confiamos en las analíticas que realizan los funcionarios conforme a ley y no hay constancia oficial de que haya valores alterados». Añadió que no pueden hacerse eco de un estudio encargado por Ciudadanos a una empresa.

Por otro lado, Valía se reunió ayer con el gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (EPSAR), entidad dependiente de Medio Ambiente. La edil apunta que el Ayuntamiento ha exigido «que haga inversiones para modernizar la depuradora de Pinedo». Si bien Medio Ambiente indicó, tras la petición del cierre de la instalación pedida por los vecinos de Pinedo, que se iban a hacer mejoras, Valía quiere que se actúe ya «para minimizar el ruido y olores porque viven vecinos».

También ha arrancado el compromiso para que Epsar invierta 1,1 millones para mejorar los colectores norte y sur. Además, van a terminar un informe para ver las necesidades del colector sur. «No presenta problemas, pero hay que hacer labores preventivas para que no se registren atascos de toallitas. Queremos negociar con Epsar para que asuma gran parte del trabajo». La edil ha reclamado a la entidad dependiente de Medio Ambiente 0,5 millones por las obras de urgencia para eliminar las toallitas del colector norte, tarea que costó 10 millones.