Decenas de coches invaden la zona peatonal de la nueva plaza de Ciudad de Brujas

Decenas de coches estacionados en la plaza Ciudad de Brujas, ayer por la mañana. / lp
Decenas de coches estacionados en la plaza Ciudad de Brujas, ayer por la mañana. / lp

La asociación de residentes El Palleter de Velluters denuncia el descontrol en el barrio pese a la apertura del aparcamiento

ÁLEX SERRANO

La imagen ayer por la mañana mostraba decenas de coches estacionados en la plaza Ciudad de Brujas y soliviantó a los residentes del entorno de la plaza, que denunciaron el descontrol del estacionamiento en el barrio, sobre todo desde la apertura del aparcamiento subterráneo Centre Històric-Mercat Central. Creen que con esa nueva infraestructura, debería ser masivamente utilizado no sólo por residentes sino también por quien acuda al barrio los fines de semana, aunque la realidad es que, como se puede ver cada fin de semana, son decenas los coches que buscan estacionamiento en las plazas del entorno como la misma Ciudad de Brujas, Triador o algunas calles peatonales del barrio de El Pilar.

No es la primera vez que se denuncia esta situación pero los vecinos lamentan que el Consistorio no ha hecho nada para evitarlo, más allá de colocar una placa de prohibido aparcar en la esquina de la plaza con la calle Camino Viejo de la Paja. Según explican, no se pueden colocar bolardos para impedir la entrada de vehículos porque, tal como aseguran los residentes en la zona, la plaza es utilizada por furgonetas de carga y descarga del mercado, pese a que como recuerdan, los vendedores disponen de su propio sótano y de la primera planta del nuevo aparcamiento para hacer esa carga y descarga.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, recordó ayer a un vecino que le enseñó la imagen con 20 coches aparcados en la plaza en las redes sociales que la competencia sancionadora corresponde a la Policía Local que dirige la socialista Anaïs Menguzzato.

Desde la Coordinadora d'Entitats de Ciutat Vella, Trini Piquer explicaba ayer que en la calle Beata estaban estacionados los coches «encima de las aceras»: «Es una tomadura de pelo, el aparcamiento de Brujas tenía que ser para todos los vecinos del centro histórico». Es una de las reivindicaciones más antiguas de los residentes en la zona, que opinan que el medio centenar de plazas para residentes en el nuevo parking es insuficiente. Además, Piquer recuerda que la carga y descarga los vendedores del mercado deberían hacerla en el sótano. «Nosotros estamos por quitar el tráfico en todo el centro, pero el concejal no ha querido escuchar», aseguró Piquer. «Peor no ha podido hacerlo», lamentó.

Por su parte, la secretaria de la Asociación de Vecinos El Palleter de Velluters, María José Volta, insistió ayer en que en las plazas y calles peatonales del barrio de El Pilar «también hay coches estacionados». «Se supone que con tanto parking que nos ha costado tanto dinero deberían de meter los coches en el parking y no encima de las aceras y en calles peatonales y plazas donde no se puede estacionar», señaló. Volta reclamó una actuación integral en la zona de Velluters, donde «todo se puede descontrolar» si el Consistorio no interviene desde el punto de vista del tráfico o los problemas de drogadicción. Sin ir más lejos, Volta denunció que el viernes una pareja de toxicómanos consumía droga en el parque de Juan de Vilarrasa «a plena luz del día».