El debate sobre las 1.345 viviendas en Benimaclet llega a la Unión Europea

Izquierda Unida denuncia el plan en una comisión y asegura que vulnera la normativa, para abogar por una reducción de pisos

P. M.

valencia. El plan de construcción de 1.345 viviendas entre Benimaclet y la ronda norte ha llegado a Europa. La eurodiputada de Izquierda Unida Marina Albiol anunció ayer la denuncia ante la Comisión Europea del proyecto urbanístico, con el argumento de que contraviene las indicaciones reflejadas en el Informe Auken de 2009, que «dejó en evidencia el pernicioso modelo urbanístico del País Valenciano. Ahora, tantos años después y cuando pensábamos que ese modelo especulativo y destructor había quedado atrás, nos encontramos que supuestas fuerzas de progreso que debían garantizar un cambio de paradigma urbanístico lo que están haciendo es una clara marcha atrás».

Este proyecto ha supuesto el último punto de fractura entre los socios de gobierno, al ser rechazado por Compromís y València en Comú y contar con el apoyo del PSPV. El consenso se rompió al reclamar los dos primeros partidos una reducción del número de viviendas, lo que contradice todos los acuerdos plenarios y con las asociaciones vecinales tomadas hasta la fecha.

Pero eso ya poco importa, después de que el alcalde Joan Ribó pidiera el martes una rectificación en toda regla a Metrovacesa, que el lunes había entregado su propuesta en el Consistorio. A esta situación se suma Izquierda Unida, que ha planteado la vulneración de normativa europea.

 

Fotos

Vídeos