Cuatro de las siete empresas aspirantes se quedan fuera del mayor concurso de alumbrado

Cambio de luminarias en una farola de la avenida del Cid. / j. j. monzó
Cambio de luminarias en una farola de la avenida del Cid. / j. j. monzó

Las compañías excluidas no cumplen los requisitos técnicos para adjudicarse la renovación de 8.000 luminarias por valor de 3,3 millones de euros

P. MORENO

valencia. El mayor concurso de renovación del alumbrado en la recta final del mandato, con una inversión de 3,3 millones de euros y que servirá para sustituir más de 8.000 luminarias con bombillas de bajo consumo en Valencia, ha tenido un giro inesperado después del informe de los técnicos municipales sobre los requisitos que se piden para el suministro de material. La conclusión es que cuatro de las siete empresas en competencia se han quedado fuera de la carrera, a la espera de que llegue algún recurso.

La decisión se ha producido con el llamado sobre 2, referido a los juicios de valor. Los productos que no alcanzaron los 12 puntos han quedado fuera del concurso, al no cumplirse los mínimos en cuestiones como las propiedades luminotécnicas, la calidez del color o la solución de diseño para sujetarla a la farola.

De esta manera, las tres empresas que han quedado para repartirse los lotes son Citelum Ibérica S.A., Elecnor S.A. y Etralux S.A. La inversión procede de la segunda ocasión en que el Consistorio acude a los préstamos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, dependiente del Ministerio de Industria.

El proceso sigue para cambiar las bombillas en avenidas, grandes vías y bulevares, entre otras zonas

Con los 3,3 millones de euros se quiere eliminar los últimos báculos de luz amarilla, así como los restos de bombillas de vapor de sodio, es decir, las más contaminantes. Un componente añadido es que las empresas deben presentar soluciones para conseguir eficiencia en farolas clásicas, con nuevos modelos en las luminarias que enfoquen al suelo. En Valencia hay cerca de 100.000 luminarias y este mandato se ha actuado en buena parte de ellas. Quedan pendientes además de esta adjudicación, otra de menor cuantía presentada hace escasas fechas por el concejal de Alumbrado, Sergi Campillo y que ascenderá a algo más de dos millones de euros.

En este caso se llegará a cinco barrios, la parte inferior de los 17 puentes del jardín del Turia e incluso cinco nuevas pérgolas fotovoltaicas en otros tantos mercados municipales. Acerca de la renovación ahora en proceso de encargo, se centrará en los modelos Valencia (en forma de bola y con doble brazo) y Fernando VII (similares a un farol). Únicamente se actuará sobre la bombilla ya que el soporte se mantendrá por su carácter monumental pues cuentan con una corona y el escudo de la ciudad. Precisamente una de las cuestiones que puntuaba era la adaptación de las nuevas luminarias a los báculos, de tal manera que no resultara muy llamativa.

La ubicación de estas farolas se concentra en las grandes vías, las avenidas principales o las marginales del jardín del Turia, entre otros espacios. También se eliminarán 312 farolas clavadas en las fachadas al constatarse que producen una iluminación excesiva por la cercanía de otra. Con la tecnología led se encenderán los dos brazos, al contrario de lo que sucede ahora, al compensar el gasto por el ahorro con el nuevo tipo de bombilla.