Las críticas de València en Comú constatan la fractura en el Ayuntamiento por el Grao

La portavoz de València en Comú, María Oliver, en el hemiciclo. / irene marsilla
La portavoz de València en Comú, María Oliver, en el hemiciclo. / irene marsilla

Oliver pide plazos para soterrar las vías, el PSPV defiende que la mitad del barrio tendrá viviendas protegidas y Compromís guarda silencio

Á. SERRANO/P. MORENO

valencia. Ya vaticinó el jueves el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, que el plan del Grao, donde se ha previsto la construcción de 2.550 viviendas, podía modificarse en algunos aspectos a lo largo de su tramitación. Y tanto, dado que la portavoz municipal de València en Comú, María Oliver, aseguró ayer sentirse decepcionada por el proyecto presentado. «Esperaba alguna cosa más», dijo la concejala, evidenciando la fractura entre los socios de gobierno sobre el sector. A preguntas de LAS PROVINCIAS, fuentes cercanas al alcalde Ribó descartaron opinar sobre la cuestión.

La edil insistió en que lo publicado «se parece mucho a lo que hizo el PP». Oliver negó ningún acuerdo en el seno del tripartito respecto a este tema e hizo hincapié en que sus propuestas, que pasan por el soterramiento sí o sí de las vías del tren en el acceso al túnel de Serrería y por la construcción de vivienda social, «no sólo de protección oficial».

«Esta semana en prensa ha salido como una falsa sensación de acuerdo en el equipo de gobierno» respecto al PAI del Grao, dijo Oliver, quien indicó que le preocupa «que se dé por hecho que hay un acuerdo cuando no hay ningún acuerdo». Tras ello, señaló que «hay un trabajo que hacer» para ir definiendo una «propuesta» y afirmó que su grupo tiene «mucho que aportar.

«Queremos tener ese trabajo porque es una propuesta que lleva un año en desarrollo y nosotros nos hemos encontrado en prensa. Nos hubiera gustado trabajar con Urbanismo para no llegar a este punto», expuso Oliver, que mostró su voluntad de llevar de nuevo el PAI del Grao «a la junta de portavoces» del Consistorio. «No se ha tomado en serio nuestro posicionamiento», dijo.

En este sentido, manifestó que en la reunión de portavoces municipales del pasado lunes su grupo ya puso sus «pegas sobre la mesa» y lamentó que «de alguna manera se han obviado». Supeditó el desarrollo de este PAI a «un plan realista, con datos concretos de soterramiento de las vías que afectan tanto al Grao como a Moreras y Nazaret» porque se trata de una actuación «irrenunciable».

Oliver hizo estas declaraciones después de la junta de gobierno, donde se debatieron algunos aspectos del plan. La portavoz del grupo socialista, Sandra Gómez, dijo que hasta ahora «se han expuesto puntos de vista distintos», para señalar que para los socialistas «es más progresista trabajar que criticar». Apostó por «poner encima de la mesa proyectos que ahora dialogamos y sobre el que cualquier grupo puede aportar su punto de vista».

Gómez aseguró que el del Grao es «uno de los proyectos más importantes de esta legislatura» y valoró el «mucho trabajo» de Desarrollo Urbano para «desenredar» este proyecto a partir del «gran caos» que había en el sector «fruto del desastre que dejó el anterior gobierno del PP con la Fórmula 1».

El delegado de este departamento, el también socialista Vicent Sarrià, comentó que el soterramiento de las vías «cuanto antes mejor, no es un problema de voluntad nuestra, pero si no aprobamos el plan por ese motivo, entonces tendríamos que hacer lo mismo con el plan de Desembocadura en Nazaret o la reanudación de las obras de la línea 10 de Metrovalencia». El edil defendió por último que en el nuevo barrio casi la mitad de las viviendas podrán ser de promoción pública.

Fotos

Vídeos