Un nuevo restaurante de Valencia utilizará robots camareros en la atención a los clientes

Robots en uno de los restaurantes de la cadena. / Europa Press

El local de la cadena Crensa será el primero de la ciudad con esta propuesta tecnológica en restauración y abrirá sus puertas a finales de este mes

EUROPA PRESSValencia

El nuevo restaurante Crensa abrirá sus puertas a finales de este mes de agosto con una propuesta gastronómica de fisión y una peculiaridad tecnológica, ya que contará con robots camareros.

El establecimiento, ubicado en la calle Doctor Vicente Zaragozá, en el barrio de Benimaclet, ultima sus detalles de cara a su apertura a finales del mes de agosto, pero antes de abrir sus puertas ya se ha convertido en un referente tecnológico al ser el primer establecimiento en la capital del Turia en incluir dos robots camareros en el servicio de atención a los clientes.

El proyecto está impulsado por el empresario Zhijie Yan, que reside en España desde el año 2008, y quien observó la oportunidad de introducir la robótica en servicios de restauración tras ver varios locales en China que funcionaban con robots.

«Fui de vacaciones, entré en un restaurante y me sorprendió que había robots que estaban sirviendo comidas», ha explicado a Europa Press Yan, que ha apuntado que pensó que sería buena idea aplicarlo en España. Dos años después de iniciar esta aventura empresarial, ha hecho realidad este proyecto.

De momento, el establecimiento cuenta con dos robots camareros bautizados con el nombre de 'Mulán' de una altura de aproximadamente un metro y medio y que tienen incorporadas un par de bandejas en las que transportan los pedidos.

Yan ha detallado que el funcionamiento de estos dos robots es «básico»: a través de unos raíles que van por el suelo del local los robots se van moviendo y llevan la comida a las mesas. Previamente, los empleados tienen que mandar la orden al robot y el número de mesa al tiene que transportar la comanda. Una vez 'Mulán' está frente a la mesa, los clientes pueden recoger su pedido y el robot les dedica una frase: «Qué aproveche, cariño».

Antes de que el restaurante comience a funcionar, el fundador de Crensa ha comentado que los empleados han tenido que hacer un entrenamiento previo con los robots, un proceso que considera ha sido muy gratificante porque los trabajadores han visto en estos 'compañeros mecánicos' una gran ayuda para que puedan estar más tranquilos durante el servicio de restauración.

El creador de Crensa ha descartado que la introducción de estos robots suponga la sustitución de personal humano dado que considera que son: «Una ayuda a los humanos para que el servicio de atención a los clientes tenga una mayor agilidad y eficiencia».

Por tanto ha insistido en que este nuevo proyecto «tiene que combinar el factor humano con la tecnología» porque sostiene que: «Son como los coches, ayudan a las personas pero no nos sustituyen, nos necesitan para funcionar».

«El futuro ya está llegando»

Yan ha indicado que la incorporación de la robótica en la atención al cliente en China «es el pan nuestro de cada día, la gente ya no se extraña», por lo que entiende que esto solo demuestra que «el futuro ya está llegando».

Respecto a la idea de hacer crecer este negocio, el creador de este restaurante se muestra muy confiado en continuar con este proyecto y llegar, incluso, a ampliar la marca a otros locales en València o impulsar una cadena.

Respecto a la oferta culinaria, Yan destaca que es de «calidad y alejada del concepto de 'fast food'», además de apostar por platos saludables de fusión asiática.