Una contrata se encargará del arbolado tras las quejas vecinales por la falta de poda

Un operario poda un árbol. / j. monzó
Un operario poda un árbol. / j. monzó

El Consistorio ultima el concurso con la idea de aumentar el gasto en las zonas verdes tras años de protestas por la falta de personal e inversiones

P. MORENO

valencia. El Ayuntamiento pondrá en marcha una nueva contrata de jardinería, aunque su función se ceñirá al cuidado y mantenimiento del arbolado de la ciudad. Así lo indicaron ayer fuentes conocedoras del proceso, al indicar que la integración de los equipos de poda y tala dentro de las empresa responsables de las zonas norte y sur (la frontera es el jardín del Turia) no han dado un buen resultado estos años.

Las quejas vecinales han aumentado por la falta de poda, lo mismo que las críticas sindicales por la escasez de recursos. Ante esa situación, el propósito del pliego de condiciones que saldrá a concurso es desgajar todo lo referente al arbolado de los jardines. Las mismas fuentes hablaron incluso de los tratamientos contra las plagas y la limpieza de los alcorques. «Se plantea un mantenimiento integral en toda la ciudad», añadieron.

La excepción serán las zonas verdes que dependen del Organismo Autónomo de Jardines, fundamentalmente los jardines vallados y que cuentan con un horario, así como la mayor parte de los tramos del viejo cauce. La nueva contrata de arbolado no entrará en esas áreas. La falta de poda ha sido uno de las quejas más habituales en los barrios estos años, a lo que se ha añadido la decisión del Consistorio de dejar crecer matorrales en los alcorques como ejemplo de biodiversidad.

En cuanto a las contratas actuales, el próximo 15 de septiembre caduca el plazo, por lo que a partir de entonces se entrará en situación de prórroga. Las mismas fuentes señalaron que el compromiso del gobierno municipal es aumentar un 25% los recursos para las zonas verdes, incluido más personal.

La nueva contrata de arbolado se encargará también de los ejemplares monumentales, aquellos que requieren un cuidado especial por sus características. La normativa indica que se trata de la altura, volumen y altura, entre otros requisitos. La poda debe realizarse en estos casos con todas las precauciones.

En cuanto a las condiciones del concurso, el sindicato UGT presentará con seguridad alegaciones para que el servicio vuelva a ser municipal. Como es sabido, la formación considera que la eliminación del IVA y el beneficio empresarial son razones suficientes para estudiar esta alternativa, que presentarán en un documento en el Consistorio.

No obstante, parece que la renovación de las contratas de gestión privada será inevitable. En un informe realizado hace años y que se pretende actualizar, el citado sindicato señala que el mantenimiento de los jardines sería más barato y más eficaz de cara a los usuarios. El presupuesto se ha mantenido congelado los últimos años, por lo que se espera un aumento significativo para hacer frente a nuevas demandas.