El Consistorio tapia un bajo y los vecinos piden más actuaciones en el Cabanyal

Á. S.

valencia. Cuando toca a su fin un verano muy complicado para los vecinos del Cabanyal, como la asociación Zero Incívics ha denunciado en varias ocasiones estos meses, el Consistorio ha vuelto a actuar contra las ocupaciones y la insalubridad en determinadas calles del barrio. El Ayuntamiento tapió ayer un bajo ubicado en el número 30 de la calle San Pedro que se encontraba en riesgo de ruina inminente, según explicó la concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez. Los policías desalojaron a un indigente que se encontraba en el lugar, sin mayores contratiempos.

Además, los técnicos municipales estudian si se trata de un edificio protegido, y en caso contrario se procederá a su derribo. Este bajo se había convertido en un foco de insalubridad por la acumulación de todo tipo de enseres y basuras, por lo que con esta actuación «se da respuesta también a las peticiones de los vecinos del barrio para resolver una situación que estaba generando un problema de convivencia», apuntó Gómez.

Con todo, la actuación no es suficiente para los residentes del barrio. «Parece que día a día empeora la cosa», explican fuentes de Zero Incívics, que destacan que este verano han vivido «una oleada de ocupaciones porque ha habido permisividad. Parece que se ha corrido la voz de que se puede ocupar sin problemas, que en realidad es lo que pasa». Los vecinos indican que esta situación se da sobre todo en calles como Barraca, Progreso o San Pedro. En la primera de estas vías se vive otro problema que preocupa a los residentes: los edificios tapiados.

«Cada vez hay más, como el de la esquina de Amparo Guillem, Reina y Barraca, que es un edificio destinado a un centro de servicios sociales que se desalojó hace dos años y está vacío y tapiado», lamentan desde la entidad. Los vecinos se reunirán el mes que viene para tomar medidas contra la situación del barrio.