El Consistorio sanciona a la protectora por un curso pese a ser organizador

Uno de los cursos realizados por la asociación Modepran, en la plaza del Ayuntamiento. / irene marsilla
Uno de los cursos realizados por la asociación Modepran, en la plaza del Ayuntamiento. / irene marsilla

Modepran recurre la multa de tres mil euros por una actividad sin permiso y aporta pruebas como la publicidad que hace Ribó de las jornadas

P. MORENO VALENCIA.

Un centenar de personas y sus mascotas se quedaron el pasado julio sin curso de educación canina y la asociación Modepran, organizadora de las jornadas junto con un centro de formación y el Ayuntamiento, ha recibido una sanción de 3.000 euros del propio Consistorio por carecer de permiso para esta actividad.

Ese podría ser el resumen, casi un trabalenguas, de lo sucedido entre el gobierno municipal y la asociación que gestiona el refugio municipal de perros y gatos en Benimàmet. La multa ya ha sido motivo de fuertes críticas en las redes sociales, sobre todo desde el punto de vista de la incomprensión.

Fuentes de la asociación confirmaron la sanción, para destacar que ha sido recurrida. «La ordenanza de Dominio Público indica en su disposición adicional primera que si el Ayuntamiento forma parte de la organización, entonces no es necesario pedir ningún permiso. Esto es lo que sucede en este caso y por eso entendemos que no tendremos que pagar la multa».

Los cursos de educación canina se remontan de 2012 y de momento se han realizado 13 ediciones. «Algún año hemos hecho más de un cursillo, de ahí que salga ese número», indicaron. La multa se debe a las prácticas que se celebraron en el jardín del Turia, en concreto en el tramo de Naturia, los días 9, 16 y 23 del pasado julio, aunque fue notificada a la entidad el pasado 8 de febrero. Fue el último día cuando se personó la Policía Local para levantar la propuesta de multa porque se carecía de permiso.

La asociación había pedido el permiso, como hace todos los años, simplemente para «ratificar lo que hacíamos. Estábamos autorizados telefónicamente desde la concejalía de Bienestar Animal cuando nos llegó denegada por escrito con las clases teóricas empezadas y un centenar de personas apuntadas». Un centro de formación a espaldas de la sede Consistorial llamado CIM acogió esta actividad.

«Es gratuita, no supone ninguna obra por supuesto ni hay destrozos de ningún tipo. Es una jornada organizada por el propio Consistorio, por lo que no entendemos nada salvo que sea acoso», insistieron en Modepran. Para ello mostraron dos pruebas adjuntadas al recurso presentado para no pagar la multa.

La primera es el propio cartel del curso, que en la parte central tiene el logo y nombre del Ayuntamiento. «Debajo pone regidoria de Benestar Animal. Lo cambiamos precisamente a petición de la concejalía porque nos advirtieron el primer año de este mandato que habían cambiado de nombre». La segunda prueba es un mensaje del alcalde Joan Ribó en una red social, donde dice: «El Ayuntamiento de Valencia, en colaboración con la protectora de animales Modepran y la academia CIM, organiza estas sesiones para mejorar la convivencia con tus mascotas. ¡Las plazas son limitadas!». El tuit se refiere a un cursillo anterior al que ha sido motivo de multa.

«Cuando llegó la notificación denegatoria no le dieron la importancia que debieron y sin mala fe continuaron lo que ya estaba empezado», indicaron a la resolución que salió el pasado 3 de julio del Consistorio, cuando ya estaba todo en marcha en el citado curso.

Más