El Consistorio limpia de basura y chabolas el solar de un hotel junto a Mestalla

El solar donde se construirá el hotel, ayer. / Irene Marsilla
El solar donde se construirá el hotel, ayer. / Irene Marsilla

La empresa que debe recibir la propiedad municipal envió un acta notarial a Ribó para advertirle del mal estado de la parcela

PACO MORENO

El campamento de chabolas que de manera intermitente ha ido creciendo en el solar del desaparecido nuevo Ayuntamiento, en la avenida Aragón, ha desaparecido por completo al menos de momento. El gobierno municipal ha ordenado la retirada de una veintena de tiendas de campaña, así como multitud de mantas, enseres y residuos de todo tipo que se habían ido acumulando desde la demolición del inmueble en noviembre de 2015.

En un principio, fuentes municipales señalaron que la retirada y limpieza posterior había correspondido a la empresa Expo Grupo, aunque fue negado desde el entorno de la sociedad hotelera, que prevé levantar un establecimiento de hasta 20 alturas en dicha parcela.

La limpieza se produce después de que desde la empresa se hiciera llegar al alcalde Joan Ribó un acta notarial con el relato de la visita al solar. El documento constata el mal estado de todo el recinto, las condiciones de insalubridad e incluso el riesgo de que algunas de las personas que dormían dentro sufrieran un accidente. En la entrada por la avenida Aragón, ahora tapiada, existe un pozo de riego en desuso con la tapa sin cegar.

El campamento se asocia al cercano Rastro que se instala cada domingo en el aparcamiento que llega hasta la avenida Suecia. En esa parte del muro de bloque hay dos sueltos que servían para esconder artículos dentro del solar en caso de una inspección de la Policía Local. Es sólo un ejemplo de las malas condiciones de higiene acumuladas, dado que se tiraba cualquiera cosa a la propiedad.

Irene Marsilla

La entrega del solar municipal a Expo Grupo no está clara. La empresa rechaza recoger la llave al argumentar que una parte del cerramiento invade la vía pública, en concreto la zona más próxima al edificio que recae a la avenida Blasco Ibáñez. Para el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, la parcela está registralmente a nombre de la sociedad hotelera.

Sea como sea, es difícil que en el lugar se construya a corto plazo el hotel previsto. La actuación inmobiliario se vinculó en su día a la construcción de 600 viviendas en el actual estadio de Mestalla, una Actuación Territorial Estratégica que está parada por las dificultades del club en vender las parcelas.

La situación de este solar no es única en Valencia. En zonas como el jardín de la Ilustración, en la calle Guillem de Castro, es frecuente contemplar restos de campamentos como cartones, mantas y carritos de supermercado llenos de enseres. Más cerca de Mestalla, en la calle Chile, también hay un jardín que suele servir de campamento improvisado pese a las quejas de los vecinos de la zona.

Fuentes vecinales subrayaron la proliferación de estos núcleos de chabolismo en zonas donde hace pocos años no se producía este problema. La calle Beato Gaspar Bono, junto al Jardín Botánico, es otro de los lugares donde se suelen ver tiendas de campaña de personas sin recursos que deben vivir a la intemperie. El Ayuntamiento defiende que ha aumentado los recursos para ayudas sociales, aunque las críticas vecinales han arreciado los últimos años precisamente por todo lo contrario por el chabolismo.