El Consistorio descarta instalar más radares en otros túneles de la ciudad

Á. S. VALENCIA.

«Con esos vamos bien». Así zanjó ayer la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, la cuestión de si van a comprar más radares fijos para instalarlos en los túneles de la ciudad. El Consistorio instalará en los próximos días cuatro cajas en los pasos inferiores de la avenida del Cid, Pérez Galdós, el bulevar sur y la ronda norte. Para dotar esos espacios, se han comprado dos radares fijos por valor de 120.000 euros. La Policía Local colocará los aparatos en los puntos que considere cada día y los anunciará con carteles, como ordena la DGT.

La intención del Consistorio, según explicó Menguzzato, no es recaudar, sino reducir la velocidad a la que se circula en los túneles de la ciudad. De ahí que no se planteen comprar más radares más allá de dos más para dotar las cuatro cajas que se instalarán en los túneles. Preguntada por este diario por otros pasos inferiores de la ciudad, como el de Germanías o los del río, Menguzzato explicó que no son «particularmente conflictivos». La concejala recordó, además, que el cuerpo de la Policía Local cuenta con varios radares móviles cuya ubicación se anuncia todas las mañanas para informar a los conductores de dónde se encuentran porque, dijo, el afán «no es recaudatorio».

Los radares fijos se instalarán en cuatro túneles de la ciudad y dependerá de la ubicación de las cajas si graban en un sentido o en los dos. «Depende de la amplitud del tiro de la cámara», dijo Menguzzato, que sí indicó que, por ejemplo, en el túnel de Pérez Galdós es posible que grabe en ambos sentidos. El Ayuntamiento informará, dijo, de la fecha de puesta en funcionamiento de los radares fijos. La intención del Consistorio es reducir la cantidad de accidentes que sufre la ciudad, en la que se contabilizan 23 siniestros al día, casi uno a la hora, según los últimos datos oficiales a los que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS.

 

Fotos

Vídeos