Los comercios avalan cerrar la plaza del Ayuntamiento sólo si se refuerza la EMT

La plaza del Ayuntamiento, con la avenida María Cristina al fondo. / damián torres
La plaza del Ayuntamiento, con la avenida María Cristina al fondo. / damián torres

La asociación del centro y el Mercado Central exigen que los autobuses sigan pasando por la calle San Vicente para no perjudicar a sus clientes

P. MORENOVALENCIA.

Apoyo, pero con condiciones. Así podría resumirse la reacción de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, el Mercado Central y la Federación de Vecinos al concurso de ideas presentado el jueves por la concejala de Renovación Urbana, Sandra Gómez, para la reforma de la plaza del Ayuntamiento.

El debate para las tres entidades no se encuentra en los pavimentos, farolas, mobiliario urbano o jardinería que se elija finalmente, sino en los cambios para el tráfico y, sobre todo, el transporte público. Fuentes de la asociación de comerciantes indicaron que sólo avalarán la propuesta que salga si se refuerzan las líneas de la EMT y la calle San Vicente Mártir se queda abierta para los autobuses y taxis entre la plaza de la Reina y la plaza del Ayuntamiento. Gómez dijo el jueves que esta vía entrará en el proyecto que se encargue para incluir un itinerario ciclista y peatonal, aunque dejó en manos de la concejalía de Movilidad todo lo demás.

De una opinión similar fue la presidenta del Mercado Central, Mercedes Puchades, quien dijo que el transporte público «debe entrar por todos los sitios», para insistir en que la remodelación de la plaza debe estar acompañada de una mejora en la frecuencia de paso de la EMT.

La Federación de Vecinos critica la falta de información previa sobre los cambios en el tráfico

El concurso de ideas anunciado por la concejala debe ir precedido por un proceso de participación ciudadana, adjudicado pero que todavía no se ha puesto en marcha. La presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, se mostró escéptica con esto, a la vista de que «parece que lo tienen ya todo decidido, dónde estarán las paradas de la EMT y qué se cerrará al tráfico». A partir de la fecha de inicio, la empresa adjudicataria tendrá un plazo de seis meses para entregar las conclusiones, que serán tenidas en cuenta por los aspirantes a ganar el concurso de ideas.

La asociación de comerciantes se mostró de acuerdo con dejar un eje abierto a todo tipo de tráfico desde la calle Periodista Azzati hasta la calle Lauria. «Debe haber una salida para el tráfico privado», consideró. En esa zona es donde el mapa difundido el jueves sitúa la única zona de carga y descarga en la plaza.

La reforma estará precedida por la remodelación de la plaza de la Reina, que todavía no ha salido a licitación. Con una inversión que rondará los diez millones de euros, afectará también al aparcamiento público. «Podemos aceptar el cierre de la calle San Vicente durante las obras, pero luego se tiene que reabrir para la EMT y los taxis», insistieron los comerciantes.

La propuesta de la entidad pasa porque haya una parada en la plaza de la Reina, donde se suele plantar la falla. «Los autobuses no se pueden quedar en Poeta Querol porque con los lanzadera se puede seguir por Paz y luego desembocar en la plaza del Ayuntamiento», dijeron. La planta viaria hecha pública fija las paradas de la EMT en la calle Periodista Azzati y en la parte de Lotería Bello, además de otra dársena en la calle Barcas.

Otra petición de los comerciantes es que se ponga en servicio la línea 10 de Metrovalencia entre Nazaret y la calle Alicante. Las obras han estado paralizadas durante años y ahora se han reanudado en la estación de Amado Granell. El conseller de Obras Públicas, Arcadi España, anunció esta semana la contratación de más tramos. «Estamos a favor de las peatonalizaciones, pero deben ir acompañadas de una mejora en el transporte público», sentenciaron como uno de los ejes principales del debate.