Los comerciantes arremeten contra cuatro años de pasividad municipal con los manteros en Valencia

Mercadillo semanal del mercado de Castilla, junto a la avenida del Cid. /Irene Marsilla
Mercadillo semanal del mercado de Castilla, junto a la avenida del Cid. / Irene Marsilla

La asociación del centro histórico exige una normativa como la de Mallorca, que multa a los vendedores ilegales y a los consumidores

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Poner freno a la expansión sin control de los manteros. Esa es la exigencia que lanza la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico y a la que se suman colectivos como Plataforma Mercado Digno, representada por vendedores de los mercadillos. Aseguran que durante estos cuatro años el gobierno municipal ha mirado hacia otro lado y, por eso, exigen que se actúe de forma activa. Incluso sugieren al Ayuntamiento de Valencia que se haga eco de una modificación de ordenanzas que se ha llevado a cabo en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca en la que se incluye la novedad de no sólo multar a los vendedores ilegales, sino que también se contempla la posibilidad de sancionar a los consumidores que compren estos productos ilegales o falsificados.

A partir de mayo el Consistorio balear podrá aplicar sanciones de hasta 150 euros, por una falta leve, a todas aquellas personas que adquieran productos procedentes de venta ambulante ilegal, ya que primero van a hacer una campaña de concienciación. En la modificación que han hecho de la ordenanza para el Uso Cívico del Espacio Público, con la declaración de Zonas Turísticas de Especial Interés, prevén sancionar a los consumidores de estos productos ilegales y distinguen el nivel de multa al vendedor ilegal dependiendo si ofrece sólo los productos que pueda llevar encima o si además utiliza una tela colocada en el suelo para ofrecer la mercancía, que llevaría a una sanción mayor. Las sanciones previstas van de los 100 a los 700 euros, según el caso.

Desde la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia lo tienen claro: «Si el Ayuntamiento de Palma de Mallorca ha conseguido que este asunto pase el filtro de los servicios jurídicos y la aprobación en pleno y se puede aplicar, lo que debería de plantearse el Ayuntamiento de Valencia es la opción de copiar el articulado y aplicarlo», explican desde la entidad que preside Rafael Torres.

Una comisión técnica del Consell Local de Comerç abordará en breve el conflicto

Es más, desde este colectivo de comerciantes anuncian que van a pedir «a todos los partidos políticos que incluyen en su programa este compromiso de hacer una actuación más activa contra la venta ilegal con sanciones como las de Mallorca».

Desde colectivos de vendedores de mercadillos, como la Plataforma Mercado Digno, también respaldan esta iniciativa. «Resulta que actualmente a los manteros no los multan porque dicen que no sirve de nada. Pues que multen a los que venden y también a los que compran estos productos ilegales porque servirá para persuadir», indica el portavoz, Luis Vargas. Y añade que «se requise a diario la mercancía, igual que harían si los vendedores legales tuviéramos a la venta algo que no correspondiera». Destacan que los manteros se «han envalentonado en mercadillos como el de la avenida del Cid. En este último punto es insostenible. Nos tienen acobardados y tapan nuestras paradas e impiden que la gente compre».

Tanto los comerciantes del centro histórico como la plataforma de vendedores reconocen que el Consistorio valenciano mira hacia otro lado en este problema. «Nos han ayudado en algunas campañas puntuales, pero se necesita un paso más con las sanciones porque, además, daña la imagen de la ciudad. Delante de la Catedral de Milán no hay y aquí se está enquistando el tema», apunta Julia Martínez, gerente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico. Y señala zonas como zonas de conflicto los manteros que venden en los mercadillos, en el paseo marítimo, junto a la Catedral o en los paseos de Ribera o Convento Santa Clara.

En Mallorca aplicarán a partir de mayo una multa de 150 euros a los que compren en el 'top manta'

De hecho, en marzo, tras la aprobación de la ordenanza que regula los mercadillos ambulantes, el presidente de una de las asociaciones del sector, José Vicente Domínguez, reclamó en el pleno más recursos por parte del Ayuntamiento para sancionar la venta ilegal, ya que el Consistorio disponía en 2011 de 24 oficiales y dos inspectores en Mercado, mientras la cifra ahora, según dijo, se ha reducido a seis oficiales.

Cabe recordar que la nueva ordenanza de venta no sedentaria regula los mercadillos, ya que hace referencia a sus horarios, puntos de venta y los productos que pueden vender, y contempla sanciones, pero el concejal de Comercios, Carlos Galiana, argumenta que los «manteros ejercen una actividad irregular que evidentemente no aparece en las ordenanzas» y recuerda que la Policía Local sí se encarga de sancionar y requisar el material por la ocupación de la vía pública sin autorización municipal.

A la pregunta de si copiarán el articulado de Mallorca, Galiana explica que «el Consell Local de Comerç aprobó la creación de una comisión técnica sobre el tema» y que se convocará el breve. Afirma que tendrán que esperar a conocer las propuestas que llevan los colectivos y afirma que se documentará para saber cómo han articulado la ordenanza de Mallorca.

Preparan cursos de formación para crear cooperativas

La concejala de Cooperación e Inmigración, Neus Fábregas, comentó ayer que el Consistorio está ultimando el diseño de un programa de formación dirigido a las personas que están vendiendo productos en la calle como 'top manta' y que pondrán en marcha en breve. «Se darán unos cursos sobre cómo generar cooperativas si quieren seguir vendiendo productos», indicó. También recordó que el Ayuntamiento lógicamente no contempla que sigan vendiendo productos falsificados. «En la ordenanza de venta no sedentaria se incluye una lista de los productos que pueden vender y ellos decidirán», añadió. Sobre el número de personas que pueden estar en esta circunstancia, dijo que quizá puedan ser un millar. La edil comunicó ayer que Valencia ha logrado el reconocimiento de 'Ciudad por el Comercio Justo'. Es la ciudad decimonovena de España en conseguirlo.

Más sobre manteros y comerciantes