Comerciantes piden reabrir el colegio mayor Luis Vives

El Colegio Mayor Luis Vives, el día que fue desalojado. /Damián Torres
El Colegio Mayor Luis Vives, el día que fue desalojado. / Damián Torres

PAULA NIETO

El regreso al panorama actual del colegio mayor Luis Vives no ha estado exento de polémica. Como informaba ayer LAS PROVINCIAS, este edificio suma ya siete años desde su triste cierre.

Los comercios de la zona de Blasco Ibáñez y Gascó Olig, orientados hacía un público joven y universitario, aseguran que se trata de un edificio que está «totalmente desaprovechado» y piden que vuelva a ser un espacio por y para los alumnos. Las preferencias están claras, los locales de alrededor esperan que esta edificación vuelva a ser una residencia «para aquellos estudiantes que buscan desesperados una lugar donde pasar el curso».

La rehabilitación de este inmueble estaba prevista para este verano. Sin embargo, la Universitat de València confirmó el lunes que todavía se encuentran en proceso de obtener los permisos necesarios. El rectorado, además, afirmó que el nuevo uso irá destinado a los estudiantes, aunque no volverá a ser un colegio mayor.

Mientras se decide su destino final, los gatos que residen en el Luis Vives serán, por el momento, los únicos inquilinos que llenen de vida este edificio histórico y artístico de la ciudad de Valencia.