Colocan bombillas led para reducir a la tercera parte el consumo eléctrico en las farolas

P. M.

valencia. Pasar de 25 a una franja de entre siete y ocho megawatios. Ese es el objetivo de la renovación de las luminarias en el alumbrado de Valencia, que persigue de este modo una disminución sustancial de la factura eléctrica de las farolas.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, informó ayer a representantes de la Federación de Vecinos de esta iniciativa, encuadrada en el llamado Plan IDAE II. Supondrá la intervención en 11.438 farolas distribuidas por todos los distritos de la ciudad, con un coste de cuatro millones de euros, financiados con fondos FEDER.

«El proyecto responde a la voluntad de cumplir con la responsabilidad de las instituciones públicas de poner en marcha acciones para hacer frente a la situación que vivimos de emergencia climática», dijo la edil. La renovación de estas luminarias hará que la mitad del alumbrado de Valencia tenga bombillas led, lo que reducirá más el consumo.

Notario explicó que hasta ahora la mejora en la iluminación ha permitido ahorrar 15,4 millones de euros. Durante el encuentro con la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, la concejala reiteró que entre los objetivos del Ayuntamiento está «transformar una instalación de 107.000 puntos de luz, que inicialmente tenía de la orden de 25 Mw instalados, en una que no sobrepase los 7-8 Mw».

Las condiciones de la operación financiera son muy favorables para el Ayuntamiento, dado que el interés es el 0% a devolver en diez años y con el primero de carencia, con lo cual la inversión se amortiza en poco tiempo con los propios ahorros que genera. El Consistorio ha aplicado otras medidas como el apagado selectivo y la colocación de reguladores de intensidad.