Ciudadanos carga contra Ribó por la degradación del jardín del Hospital

Fernando Giner dice que si recibiera una carta como la que escribió al Consistorio el diseñador del parque se le caería «la cara de vergüenza»

S. V.

valencia. Ciudadanos salió ayer al paso de la carta que el diseñador del jardín de la calle del Hospital, el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, ha remitido al alcalde de Valencia, Joan Ribó, para protestar por el estado del parque del MuVIM. El portavoz del grupo municipal de la formación naranja, Fernando Giner, fue contundente al asegurar que si él recibiera una misiva como la que ayer publicó LAS PROVINCIAS se le caería «la cara de vergüenza».

«Ribó es especialista en abandonar lo básico», lamentó Giner, que criticó «la dejadez con las dotaciones públicas de Ribó y su dejación de funciones como máximo responsable del Consistorio valenciano». En esta línea, le exigió «solucionar urgentemente el abandono de los Jardines del Hospital».

El portavoz de Ciudadanos calificó de «incomprensible» que Ribó siga inaugurando parques cuando tiene abandonados los existentes. «Si nos basamos en datos objetivos de la gestión de Ribó de esta legislatura nos da miedo pensar cómo estará el Parque Central en dos días», aventuró Giner.

El portavoz de Ciudadanos quiso poner en valor que los Jardines del Hospital se encuentran en «el corazón de la ciudad de Valencia, en un enclave histórico muy especial por el que cada día pasan centenares de personas y muchos turistas y lo que encuentran es un jardín arrasado». «Los problemas de Ciutat Vella se están agravando ante la impotencia de los vecinos que se quejan de la suciedad, la saturación de apartamentos turísticos y el tráfico de drogas», lamentó Giner.

Los vecinos ya protestaron esta semana por la degradación de la zona verde, donde llegan a crecer matorrales en una zona acotada por un muro de ladrillo visto que recrea la planta de una ermita desaparecida. Vázquez Consuegra exigió al primer edil que controlara «el mal uso y el vandalismo con una vigilancia y mantenimiento adecuados» y lamento la presencia frecuente de colchones y mantas de indigentes en el parque.