La Ciudad de la Justicia continúa sin el nuevo sistema de alarma un año después del fuego

Bomberos junto a la humareda por el grave incendio. / m. molines
Bomberos junto a la humareda por el grave incendio. / m. molines

La conselleria destina 3,3 millones a la mejora de seguridad en las sedes de los juzgados pero la instalación completa de los equipos no concluirá hasta el próximo marzo

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

La mejora de sistemas contra incendios y de protección que la Conselleria de Justicia está implantando en la Ciudad de la Justicia y en otras sedes judiciales va a costar a las arcas públicas 3,3 millones de euros. El engranaje de equipos y dispositivos ya se está ultimando, si bien no estará en pleno funcionamiento hasta el 31 de marzo del año próximo, como ayer explicó la consellera de Justicia, Gabriela Bravo. Este enorme gasto en modernización se suma a los 2,6 millones que supuso la reconstrucción de las dependencias dañadas y las labores de limpieza y restauración de los expedientes judiciales, cantidad que ningún seguro cubre.

El próximo lunes se cumplirá el primer aniversario de aquel incendio a causa de un cortocircuito en un sistema de regletas y que puso en entredicho la seguridad del edificio y, en especial, la detección temprana de fuego o humo. «Fue un accidente, pero nuestra obligación es poner mejores medios para que no vuelva a suceder», resaltó Bravo.

Si bien los trabajos están bastante avanzados, el aniversario del desastre llegará sin la renovación completada. Por un lado, Justicia ultima un espacio para la seguridad más amplio que el actual en el que se centralizarán todos los sistemas. Es el denominado CECON o centro de control, el cerebro en el control de seguridad que se ubicará cerca de la entrada de la Ciudad de la Justicia.

Al mismo tiempo, se ha aplicado una mejora general en cámaras de seguridad, detectores de humo, sistemas de control de accesos o sistemas contra intrusos. Para empezar se ganará en espacio, puesto que el centro de vigilancia pasa de 70 a 130 metros cuadrados. La central de incendios ha sido sustituida por una más moderna que permitirá identificar sobre plano las alarmas, «lo que facilitará su identificación y posible intervención en caso de ser necesario», expuso la consellera. Provisionalmente, esta central estará en funcionamiento en el semisótano, con un repetidor en el CECON. La previsión es que en dos semanas esté introducida toda la planimetría y depurados algunos aspectos técnicos. Pero su instalación definitiva en el CECON no llegará hasta finales de mes.

El sistema de videograbación consta de 20 cámaras manejables por control remoto exteriores y se están ultimando las conexiones. Mejora la capacidad de guardar imágenes. Antes había tres videograbadores con un almacenaje de 80 GB. Ahora serán diez preparados para llenarse hasta 2.000 GB. Además, ahora se podrá grabar por movimiento, lo que Justicia considera «una forma más segura de control». El sistema se completa con 257 cámaras interiores en buen estado.

Otra novedad será la instalación de dos puertas giratorias en la entrada de la Ciudad de la Justicia. En este punto, se ha producido un retraso por problemas de suministro y la previsión es que se instalen la semana próxima. Además, se repararán el resto de puertas correderas.

El CECON controlará también a distancia sedes judiciales repartidas por la Comunitat. Podrá monitorizar su detección de incendios, sistemas contra intrusión y vídeo vigilancia para activar medidas ante cualquier incidente. No será hasta finales de octubre cuando se empiece a visualizar las primeras sedes externas: Carlet, Paterna y Alzira.

En este último municipio, por ejemplo, la instalación de los sistemas de protección contra incendios está todavía al 70%, al igual que en Villena. El deseado expediente digital para evitar el almacenaje de legajos es todavía un propósito en el que se avanza lentamente.

Más

Fotos

Vídeos