Catalá pide a Ribó que exija lo que el Estado debe a la ciudad

LOLA SORIANO

valencia. La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, exigió ayer al alcalde Joan Ribó que sea más reivindicativo en las deudas pendientes del Estado a la ciudad. Recordó que el Gobierno debe a a las autonomías 1.000 millones de euros por la retención de la actualización de las entregas a cuenta «pero no vemos al alcalde que lo esté reclamando».

La portavoz del PP explicó que Valencia «representa el 16% de la población, pero sólo recibimos un 4% de inversiones por habitante». Concretó que a cada ciudadano de la Comunitat le tocan 180 euros, «pero la inversión de la Generalitat y Valencia refleja sólo 40 euros por habitante». Añadió que en los 20 años del PP «la media anual de inversión era de 190 millones, frente a los 24,7 millones que se han hecho en el mandato del Botànic».

Se mostró preocupada por los recortes de 450 millones que puede llegar a aplicar la Generalitat, según dijo, y apuntó que «no vamos a permitir que esos recortes afecten a Valencia porque ya está maltratada».

Catalá hizo un repaso a todos los temas pendientes por la Generalitat en Valencia como la línea 10 del metro a Nazaret; el polideportivo de Nou Moles; el colector norte; el centro de salud de la antigua La Fe y 21 centros educativos. También citó los pendientes por parte del Gobierno Central, como el Parque Central, el túnel pasante, el soterramiento de las vías de Serrería o «la financiación del transporte metropolitano, que tendría que contar con 10 millones de euros y a fecha de 30 de junio no ha llegado ni un euro», dijo.

Catalá, la diputada Belén Hoyo y el senador Fernando de Rosa lamentaron que Ribó «trabaje a tiempo parcial y no exija nada. Igual haremos la petición antes de que él se reúna con la ministra Montero».