Catalá critica el veto del alcalde a entregar la instancia judicial

P. M.VALENCIA

La portavoz del grupo popular, María José Catalá, lamentó ayer que el gobierno de Ribó siga practicando la opacidad en los asuntos relacionados con la Junta de Desagüe, ya que «se nos ha denegado la instancia presentada por la Fiscalía Provincial solicitando al Ayuntamiento información sobre la autorización de la apertura de compuertas de la Albufera. Si no tienen nada que ocultar deberían permitirnos acceder a ese instancia y a los informes como ha ocurrido en otros casos judicializados», aseguró.

La edil insistió en que el alcalde no puede «realizar una dejadez de funciones», en referencia al anuncio realizado el pasado día 8 de que renunciaba a la presidencia de la junta. En opinión de la primera, las ordenanzas y el reglamento interior de la entidad señalan que «es presidente nato y entre sus funciones está ejecutar y hacer que se lleven a efecto los acuerdos adoptados y representar a la Junta ante las autoridades, entre otros asuntos». Habló de que «abandonar el barco cuando vienen mal dadas no es propio de responsables políticos serios que estén a la altura de los vecinos a los que representan», por lo que pidió una inmediata rectificación al primer edil sobre su decisión.