Las carencias históricas de Valencia

La Marina de Valencia, una de las principales deudas que arrastra Valencia./Irene Marsilla
La Marina de Valencia, una de las principales deudas que arrastra Valencia. / Irene Marsilla

La lista pendiente de inversiones públicas es tan extensa en la capital que muchos proyectos se remontan a décadas atrás y siguen bloqueados sin presupuesto ni acuerdo político

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Hablar de grandes inversiones públicas en Valencia provenientes del Gobierno y la Generalitat es hacerlo de una relación complicada, la mayor parte de las ocasiones trufada de recriminaciones y agravios comparativos. Queda ya para la pequeña historia municipal la manera que tenía la fallecida Rita Barberá de arremeter contra el expresidente Zapatero por no otorgar a la Copa América de vela el mismo trato financiero que a las Olimpiadas de Barcelona o la Expo 92 de Sevilla. En los últimos cuatros años ha bajado un punto la reivindicación salvo para las inversiones ferroviarias y la solución pedida para la enorme deuda de la Marina, aunque el mandato que empezará el próximo 15 de junio, cuando se constituya el nuevo Ayuntamiento, arrancará con muchos asuntos pendientes entre instituciones.

Más

La gran incógnita es si Pedro Sánchez mantendrá su palabra de incluir en los Presupuestos del Estado aspectos como la condonación de la deuda de la Marina, la ampliación de la estación Fuente de San Luis o las fases que deben realizarse para completar el Parque Central. Ahora, con apoyos suficientes y un aumento de las probabilidades de que el Congreso apruebe el Presupuesto, el Ministerio de Hacienda debe decidir si plantea unas cuentas austeras o sigue con el criterio anterior, cuando todos sabían que eran papel mojado por falta de respaldo. En cuanto a la Generalitat, en las cuatro semanas que faltan para los comicios municipales es probable que surjan nuevos anuncios de obras públicas. Las campañas electorales animan las promesas hasta el infinito.

Valencia ciudad

La línea 10 del metro, el principal compromiso

  • 60

En plena precampaña electoral comenzaron las obras de la primera fase de la línea 10 de Metrovalencia, en concreto la parte de la avenida Amado Granell, con una estación abierta. Ahora toca seguir con otras fases, la compra de tranvías y la construcción de las cocheras en Nazaret, entre otros proyectos pendientes. La Federación de Vecinos plantea la conexión con la línea que pasa por la parte norte del puerto por el puente de Astilleros.

Deuda de la Marina, el acuerdo inconcluso

  • 61

El pasado 19 de diciembre se produjo un acuerdo político para el reparto de la enorme deuda que arrastra la Marina, algo más de 454 millones de euros. Después llegó el bloqueo a los Presupuestos del Gobierno y un decreto alternativa para condonar los pagos que nunca llegó. En teoría no se parte de cero dado que existe el compromiso alcanzado entre Pedro Sánchez y Ximo Puig, pero con los antecedentes tan complicados que tiene este tema, con embargos bancarios y la compra de parte del crédito pendiente por parte de un fondo de inversión norteamericana, el escepticismo nunca está de más.

Más ayudas públicas para rescatar el Cabanyal

  • 62

Los barrios del Cabanyal y el Canyamelar son posiblemente los únicos de Valencia que concentran tres planes de ayudas públicas, como son el Plan Edusi, el Plan ARRU y el Plan Confianza. Pese a esta lluvia de millones que llega del Gobierno y la Generalitat, los cambios estos cuatro años apenas han servido para renovar colectores y reurbanizar calles. El gran proyecto pendiente, la recuperación inmobiliaria, no acaba de llegar y las asociaciones vecinales se impacientan, como se ha visto este mandato. Los próximos cuatro años serán los de ejecutar el propio Plan del Cabanyal, donde la iniciativa debe ser del Consistorio.

La avenida Cataluña sigue con la peor imagen

  • 63

El Ministerio de Fomento tiene en marcha la ampliación de la V-21 con las modificaciones pactadas con el Ayuntamiento y la Conselleria de Obras Públicas, en cuanto a la menor ocupación de la huerta que rodea la calzada. Otro asunto bien distinto es el bloqueo que sufre este acceso al llegar al casco urbano, con la jardinería abandonada, fuentes secas y la torre Miramar cerrada a cal y canto prácticamente desde su inauguración.

Colectores para evitar inundaciones en la ciudad

  • 64

Alrededor de 162 millones de euros hasta 2035 es la cantidad que prevé invertir el Ayuntamiento para completar la red de colectores y depósitos subterráneos en toda la ciudad. Para ello necesita dos cosas, un préstamo del Banco Europeo de Inversiones que cubra parte de las obras y financiación del Gobierno y la Generalitat que completen el resto. El proyecto ya ha sido presentado a la institución económica, pero será el próximo mandato cuando se concrete si la iniciativa del concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, sale adelante o se guarda en un cajón a la espera de mejores tiempos.

Prolongar ya el túnel de Serrería, vital para el Grao

  • 65

Desde los tiempos de María Teresa Fernández de la Vega en la vicepresidencia del Gobierno se habla del encargo de Fomento para prolongar el túnel de Serrería, una obra vital para el desarrollo del nuevo Grao. La opción elegida por el Ayuntamiento cuesta 78 millones y carece todavía de presupuesto.

La gran estación de mercancías pendiente

  • 66

Alrededor de 40 hectáreas ocupará la ampliación de la estación de Fuente de San Luis, la terminal de mercancías junto a la pista de Silla que reforzará el servicio ferroviario al puerto y, sobre todo, a la Zona de Actividades Logísticas. El acuerdo para su construcción ya está firmado con una inversión de 67 millones si se tiene en cuenta el valor de las parcelas, que correrán a cargo de la Generalitat salvo una pequeña parte de la empresa estatal Adif. La previsión es que entre en servicio en 2023, aunque lo cierto es que está todo por desarrollar y pendiente de la aportación del Ministerio de Fomento una vez se constituya el nuevo Gobierno.

El nuevo cauce del Turia, a la espera de su reforma

  • 67

La Confederación Hidrográfica del Júcar tiene la palabra sobre la pretensión del alcalde Joan Ribó de transformar el lecho del nuevo cauce en un espacio público y visitable. De momento se ha esbozado la idea con algunos dibujos, con ideas tan originales como la colocación de placas solares en los laterales o incluso la construcción de carriles ciclistas y miradores. La pega es que todo está catalogado como dominio público hidráulico, por lo que supera las competencias del Consistorio. La idea es conectar esta zona con el parque natural del Turia para facilitar el acceso de fauna desde el mar a través de una lámina de agua. De momento se encuentra en el terreno de las ideas por definir.

Parque Central y el reto de acabar la obra

  • 68

Cuatrocientos millones de euros costará el soterramiento de las vías del tren entre el pontón del bulevar sur y el paso elevado de Giorgeta. El documento para financiarlo entre Fomento, el Consistorio y la Generalitat ya está firmado, con la previsión de que todo esté listo en 2025. Hasta entonces queda mucho camino por recorrer para una de las obras más complejas planificadas en Valencia. El convenio del Parque Central tiene más elementos, como la estación subterráneo y el túnel pasante que atravesará toda la ciudad en dirección a su salida por la huerta de Vera, aunque con la primera fase hay trabajo de sobra.

La eterna regeneración de las playas que no llega

  • 69

Las últimas tormentas han destapado los problemas de las playas de Valencia, con exceso de arena al norte del puerto y una fuerte regresión en la zona sur, a lo largo del litoral del parque de la Albufera. La Demarcación de Costas tiene en redacción un proyecto de regeneración que ascenderá a 8,27 millones de euros, pero nunca acaba de llegar. Mientras, las asociaciones de vecinos de El Saler reclaman actuaciones urgentes con aporte de arena y la construcción de escolleras que retengan la tierra de las corrientes y los pescadores exigen el dragado de las golas que conectan el lago con el mar.

El acceso norte al puerto, el debate que no cesa

  • 70

El alcalde Joan Ribó asegura que el acceso norte al puerto no es prioritario para Valencia, justo lo contrario de lo que defiende la Autoridad Portuaria y la Confederación Empresarial Valenciana, entre otras instituciones. Acortar el recorrido a los camioneros que llegan por el norte a la capital de la Comunitat es un empeño que se remonta años atrás, donde todos tienen mucho que decir, en especial el Ministerio de Fomento.

Más