Una calle de Ruzafa acumula peticiones del Síndic por ruidos

P. M.VALENCIA

Hasta cuatro recomendaciones del Síndic de Greuges al Ayuntamiento acumula una calle peatonal de Ruzafa, Cura Femenia, una de las «zonas cero» de la saturación acústica de este barrio, según señaló ayer la plataforma vecinal Russafa Descansa. La entidad denunció que ejemplifica la «permisividad y pasividad municipal, la inactividad y dejación de funciones de este gobierno municipal en los espacios públicos».

La asociación quiso destacar los problemas que padecen los residentes por los ruidos nocturnos, ante la reciente recomendación del Síndic, para reclamar a «este gobierno municipal la reordenación de todas las terrazas hosteleras en esta calle, con criterios de accesibilidad y movilidad, atendiendo a su carácter residencial y peatonal». Asimismo, exige la revocación de las autorizaciones municipales de terrazas en fincas colindantes y la no autorización de las mismas a locales con ambientación musical, para «reducir la saturación acústica de esta calle, uno de los criterios de reordenación que le viene recordando el defensor del pueblo valenciano» a propósito de las denuncias.

Las mismas fuentes precisaron que en el «plan de reajuste de terrazas que está llevando a cabo el Ayuntamiento en Ruzafa, uno de los criterios aplicados es la revocación de las autorizaciones de terrazas en fincas colindantes», para añadir que «en una calle peatonal de apenas 12 metros ninguna finca residencial carece de un establecimiento público o una terraza. Con el mobiliario hostelero añadido, la accesibilidad y movilidad de los residentes y viandantes, está más que cuestionada en esta calle su carácter peatonal».